Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Descripción General de Lactancia

Dar a luz a uno o más bebés de alto riesgo o prematuros o no significa que usted no pueda amamantar, en realidad, es posible que sea justamente al revés. Existen más razones para alimentar a su bebé con leche materna, y finalmente amamantarlo, si es un recién nacido enfermo o prematuro. Al utilizar leche materna para alimentar a su bebé, usted desempeña un papel fundamental en el cuidado de la salud de su hijo. Debido a que los beneficios de la leche materna son tan importantes para el recién nacido de alto riesgo, usted puede hacer algo por su bebé que nadie más puede. Numerosos neonatólogos y miembros del personal de las unidades de cuidados intensivos neonatales (UCIN) alientan a las madres a alimentar a su bebés de alto riesgo con leche materna, incluso a aquellas madres que no desean amamantar posteriormente.

Es posible que, siendo la madre de un recién nacido de alto riesgo, deba superar dificultades que un bebé que nace a término saludable y su madre probablemente no afronten cuando aprenden a mamar y amamantar. Sin embargo, no debe preocuparse ya que usted aprenderá a amamantar y su bebé aprenderá a mamar; sólo se requiere un poco más de paciencia y dedicación. La prontitud con la que podrá comenzar a amamantar dependerá de la madurez del cerebro y los aparatos y sistemas de cuerpo del bebé. Si bien la edad gestacional influye en el desarrollo de aparatos y sistemas del cuerpo estables y de los reflejos necesarios para la alimentación por vía oral, el estado físico del bebé también suele determinar el momento en que puede comenzar a mamar directamente.

Hasta que su bebé pueda hacerlo, usted puede comenzar a extraer su leche (extraerla de los senos) y mantener la producción. Esta leche le permitirá a su bebé de alto riesgo obtener los beneficios de la leche materna tan pronto como su aparato gastrointestinal esté listo para tolerar la alimentación por sonda (tubo) o por vía oral (por boca). Continúe con la extracción sistemática de leche hasta que sepa que su bebé puede recibir la nutrición necesaria directamente de sus senos.