Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Procedimientos y el Equipamiento en la UCIN

¿Qué equipamiento de monitorización se utiliza en la UCIN?

Las unidades de cuidados intensivos neonatales, o UCIN (su sigla en inglés es NICU), están equipadas con aparatos y dispositivos de monitorización complejos diseñados para satisfacer las necesidades específicas de los bebés pequeños. Se pueden encontrar respiradores artificiales, oxígeno, medicamentos y insumos para cuidados médicos. Además, estas unidades están equipadas con la tecnología necesaria para controlar todos los sistemas y aparatos del cuerpo del bebé, como por ejemplo, la temperatura, la frecuencia cardíaca, la respiración, los niveles de oxígeno y de dióxido de carbono y la presión sanguínea. A continuación se detalla una lista que incluye algunos de estos equipos de monitorización:

  • monitor cardíaco o cardiorespiratorio
    Este monitor muestra en una pantalla las frecuencias y los patrones respiratorios y cardíacos de un bebé. Los cables del monitor se conectan a parches adhesivos que se colocan en la piel del bebé en la zona del tórax, el abdomen y la pierna.

  • monitor de presión sanguínea
    La presión sanguínea se mide colocando un manguito pequeño alrededor de la parte superior del brazo o la pierna del bebé. Periódicamente, este monitor insufla el manguito y mide el nivel de presión sanguínea. Algunos bebés requieren un control de presión continuo y, para este fin, se coloca un catéter (conducto pequeño) en una de sus arterias.

  • temperatura
    Se coloca una sonda de temperatura en la piel del bebé con un parche adhesivo. Esta sonda se conecta mediante un cable al dispositivo de control de temperatura de la incubadora (o isolette) para ayudar a regular el calor necesario para mantener al bebé a una temperatura adecuada.

  • oxímetro de pulso
    Este aparato mide a través de la piel la cantidad de oxígeno que hay en la sangre del bebé. Se adhiere una pequeña luz en el dedo de la mano o del pie del bebé o, cuando se trata de bebés muy pequeños, en el pie o en la mano. Esta luz se conecta mediante un cable al monitor que muestra la cantidad de oxígeno en los glóbulos rojos del bebé.

  • monitor transcutáneo de oxígeno y dióxido de carbono
    Este aparato mide la cantidad de oxígeno y dióxido de carbono en la piel del bebé. Para esto, se adhiere en su piel una almohadilla circular que calienta una pequeña área subcutánea y mide el nivel de oxígeno, de dióxido de carbono o ambos. Por último, la almohadilla se conecta mediante un cable al monitor que muestra estos niveles. Debido a que el monitor transcutáneo calienta la piel, la almohadilla debe cambiarse de lugar periódicamente a distintas áreas de la piel del bebé. Es posible que el calor provoque una mancha enrojecida transitoria en la piel, pero luego desaparecerá. Generalmente, los niveles de oxígeno transcutáneos son inferiores a los niveles del oxímetro de pulso.

  • ecografía
    La ecografía utiliza ondas sonoras de alta frecuencia y una computadora para crear imágenes de vasos sanguíneos, tejidos y órganos. Se utiliza para ver el funcionamiento de los órganos internos y para evaluar el flujo sanguíneo a través de diversos vasos. En la UCIN, la ecografía puede emplearse para examinar el corazón, el abdomen y las estructuras internas del cerebro del bebé. Esta técnica no causa dolor y proporciona mucha información sobre la salud de un bebé.

  • radiografía
    Pueden colocarse aparatos de radiografía portátiles junto a la cuna del bebé en la UCIN. Las radiografías utilizan rayos de energía electromagnética invisible para obtener imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una placa radiográfica. Existen diversos motivos para emplear esta técnica, entre los que se incluyen controlar la ubicación de catéteres y demás conductos y detectar signos de problemas intestinales y pulmonares, como por ejemplo, la enfermedad de la membrana hialina.

  • tomografía computarizada (También llamada TC o TAC.)
    Es un procedimiento de diagnóstico por imagen que utiliza una combinación de radiografías y tecnología computarizada para obtener imágenes transversales (a menudo llamadas "rebanadas") del cuerpo, tanto horizontales como verticales. Una TC muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluidos los huesos, los músculos, el tejido adiposo y los órganos. Las tomografías computarizadas muestran más detalles que las radiografías generales. Otra de las ventajas es que mediante este procedimiento se reduce al mínimo la exposición a la radiación. A veces, las tomografías computarizadas se realizan para evaluar la hemorragia dentro de la cabeza del bebé. Una TC se realiza en una habitación especial y es necesario administrarle sedantes al bebé para que permanezca inmóvil durante el procedimiento.

  • imágenes por resonancia magnética (IRM, su sigla en inglés es MRI)
    El IRM es un procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y las estructuras internas del cuerpo. Al igual que una TC, el IRM se realiza en una habitación especial del hospital. Generalmente, se lleva a cabo para examinar el tronco encefálico, la médula espinal y las partes blandas. Para realizar este procedimiento, también es necesario administrarle sedantes al bebé para que permanezca inmóvil.

  • tubo endotraqueal (su sigla en inglés es ET)
    Este tubo se coloca en la boca o la nariz del bebé y llega hasta la tráquea (conducto de aire). El tubo ET se pega con una cinta especial que lo mantiene en el lugar y se conecta a un respirador artificial mediante un tubo flexible. Luego, se toma una radiografía para verificar la ubicación del tubo. Se debe tener en cuenta que cuando un bebé tiene un ET, no puede producir sonidos ni llorar.

  • respirador artificial o mecánico
    Este aparato ayuda a los bebés que no pueden respirar por sí mismos o que necesitan ayuda para inhalar mayor cantidad de aire. Los respiradores de alta frecuencia liberan cientos de diminutos soplos de aire que permiten que las vías respiratorias del bebé permanezcan abiertas. Otra de las funciones de los respiradores consiste en proporcionarle oxígeno adicional al bebé.

  • presión positiva continua de las vías respiratorias (su sigla en inglés es CPAP)
    Este aparato libera un flujo continuo de aire u oxígeno dentro de las vías respiratorias a través de pequeños conductos que se colocan en las fosas nasales del bebé (llamados CPAP nasales), con el fin de mantener abiertos los pasajes aéreos en los pulmones. La CPAP también puede administrarse a través de un tubo endotraqueal.

  • oxigenación por membrana extracorpórea (su sigla en inglés es ECMO)
    Técnica especial para bebés con enfermedad respiratoria que no responden a la máxima atención médica. Mediante la ECMO, se bombea sangre de las venas del bebé a través de un pulmón artificial donde se le agrega oxígeno, se le extrae dióxido de carbono, y luego regresa al bebé. La oxigenación por membrana extracorpórea se utiliza únicamente en unidades de cuidados intensivos neonatales especializadas.