Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Torsión Tibial

¿Qué es la torsión tibial?

La torsión tibial es una torsión hacia adentro de los huesos de la espinilla (los huesos que están entre la rodilla y el tobillo). La torsión tibial produce el torcimiento de los pies del niño hacia adentro, o tienen el aspecto de "dedos de paloma". Se ve comúnmente en niños que empiezan a caminar.

¿Cuáles son las causas de la torsión tibial?

La torsión tibial puede ocurrir debido a la posición del bebé en el útero. También tiende a afectar al grupo familiar. Generalmente, el estilo de caminar de un niño se parece al de sus padres.

Cuando el niño está aprendiendo a caminar, la torsión tibial puede hacer que el niño dirija los dedos de los pies hacia adentro. Como los pies están torcidos hacia adentro, parece que las piernas están arqueadas. Esta posición con las piernas arqueadas, en realidad, ayuda a los niños a lograr mayor equilibrio al pararse. Sin embargo, su equilibrio no es tan bueno cuando intentan pararse y caminar con los pies juntos o hacia afuera. Esto quizá los haga tropezar y caer.

¿Cómo se diagnostica la torsión tibial?

El médico de su hijo realiza el diagnóstico de la torsión tibial mediante un examen físico. Durante el examen, el médico obtendrá una historia clínica completa del embarazo y parto de su hijo y le preguntará si algún otro miembro de la familia padece torsión tibial.

Otros procedimientos de diagnóstico pueden incluir los siguientes:

  • Radiografía  -  examen de diagnóstico que utiliza rayos de energía electromagnética invisibles para obtener imágenes de tejidos internos, huesos y órganos en una placa radiográfica.

  • Tomografía computarizada (También llamada estudio por TC o TAC, su sigla en inglés es CAT o CT scan.)  -  procedimiento de imágenes diagnósticas que utiliza una combinación de radiografías y tecnología computarizada para obtener imágenes transversales (a menudo llamadas "rebanadas") del cuerpo, tanto horizontales como verticales. Una TC muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluidos los huesos, los músculos, el tejido adiposo y los órganos. Las tomografías computarizadas muestran más detalles que las radiografías generales.

  • Imágenes por resonancia magnética (IRM, su sigla en inglés es MRI)  -  procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y las estructuras dentro del cuerpo.

Además, algunos médicos colocan tinta o tiza en la planta de los pies del niño y lo hacen caminar sobre papel para evaluar el grado de torsión que padece el niño.

Tratamiento de la torsión tibial

El tratamiento específico de la torsión tibial será determinado por el médico del niño basándose en lo siguiente:

  • La edad de su hijo, su estado general de salud y sus antecedentes médicos

  • Qué tan avanzado está el trastorno

  • La tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias

  • Las expectativas para la evolución del trastorno

  • Su opinión o preferencia

La torsión de los huesos de la espinilla suele mejorar con el tiempo. A medida que el niño crece, la marcha se hará más normal, por lo general, alrededor de los 5 y los 8 años de edad.

A veces, el médico receta aparatos ortopédicos o zapatos especiales.

Perspectivas a largo plazo para un niño con torsión tibial

La torsión tibial tiene muy buen pronóstico. Muchos casos se corrigen solos conforme el niño crece. En raras ocasiones, la torsión tibial puede ser severa y se requiere de cirugía para enderezar los huesos de la espinilla.

Es importante saber que la torsión tibial no causa artritis ni ningún otro problema de salud futuro.