Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Herpes

¿Qué es el herpes (su sigla en inglés es HSV)?

El herpes genital puede contagiarse al bebé durante el parto, si la madre tiene una infección activa. El herpes es una enfermedad de transmisión sexual causada por el virus herpes simplex (HSV). Las infecciones por herpes pueden causar ampollas y úlceras en la boca o la cara (herpes oral) o en la zona genital (herpes genital). La infección con HSV dura toda la vida.

Los síntomas del HSV pueden incluir ampollas dolorosas o lesiones abiertas en el área genital, las cuales pueden estar precedidas de una sensación de hormigueo o ardor en las piernas, los glúteos o la región genital. Las lesiones del herpes generalmente desaparecen en pocas semanas, pero el virus permanece en el cuerpo y las lesiones pueden reaparecer de vez en cuando.

Es importante que las mujeres eviten contraer el herpes durante el embarazo, porque un primer episodio durante el embarazo aumenta el riesgo de transmisión al neonato. Si la enfermedad es grave, es posible tratar a las mujeres con medicamentos antivirales como el aciclovir. El herpes genital puede provocar infecciones potencialmente mortales en los bebés, si la madre padece de herpes genital activo (que desprende el virus) en el momento del parto. En los casos de herpes genital activo, se suele recomendar parto por cesárea. Afortunadamente, son raros los casos en que se produce el contagio del bebé de una madre que tiene infección por herpes genital.

La protección contra el herpes genital incluye abstenerse de mantener relaciones sexuales cuando existan síntomas y usar condones de látex en los períodos entre brotes de la enfermedad.