Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Diabetes de Tipo 2

La diabetes de tipo 2 es el tipo más común de diabetes, representa un 90 a un 95 por ciento de los casos de diabetes. Existe un aumento en el número de casos de diabetes de tipo 2 en los niños y los adolescentes. El aumento puede deberse a la obesidad y la disminución de la actividad física en los niños. El riesgo de la diabetes de tipo 2 aumenta con la edad.

¿Qué es la diabetes de tipo 2?

La diabetes de tipo 2 es un trastorno metabólico que resulta de la incapacidad del cuerpo de producir suficiente insulina o usarla adecuadamente. Antes se le llamaba diabetes mellitus no insulinodependiente (NIDDM). Sin la cantidad suficiente de insulina, el cuerpo no puede introducir el azúcar dentro de las células. Es una enfermedad crónica y se desconoce su cura.

¿Qué es la prediabetes?

En la prediabetes, los niveles de glucosa en la sangre son más altos de lo normal pero no suficientemente altos para incluirse en la definición de diabetes. Sin embargo, muchas personas con prediabetes desarrollan la diabetes tipo 2 en menos de 10 años, según declaraciones del Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales. La prediabetes también aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca y apoplejía. Con una pérdida de peso modesta y una actividad física moderada, las personas con prediabetes pueden demorar o prevenir la aparición de la diabetes tipo 2.

¿Cuál es la causa de la diabetes de tipo 2?

La causa exacta de la diabetes de tipo 2 se desconoce. Sin embargo, existe una susceptibilidad genética que origina su transmisión familiar. Aunque una persona puede heredar la tendencia a desarrollar la diabetes de tipo 2, por lo general debe existir otro factor, como la obesidad, para que la enfermedad se desarrolle.

Prevención o retraso del comienzo de la diabetes de tipo 2

La diabetes de tipo 2 podría prevenirse o retrasarse por medio de un programa para eliminar o reducir los factores de riesgo, en especial si se pierde peso o se aumenta la cantidad de ejercicio. La información recolectada por el Programa de Prevención de la Diabetes (Diabetes Prevention Program), patrocinado por los Institutos Nacionales de Salud (National Institutes of Health) y la Asociación Estadounidense de la Diabetes (American Diabetes Association), continúa estudiando esta posibilidad.

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes de tipo 2?

A continuación, se enumeran los síntomas más frecuentes de la diabetes de tipo 2. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Infecciones frecuentes que no se curan fácilmente.

  • Orinar frecuentemente.

  • Hambre extremo pero al mismo tiempo pérdida de peso.

  • Sed fuera de lo normal.

  • Visión borrosa.

  • Cansancio y debilidad extremas.

  • Irritabilidad y cambios en el estado de ánimo.

  • Náuseas y vómitos.

  • Altos niveles de azúcar en la sangre al analizarla.

  • Altos niveles de azúcar en la orina al analizarla.

  • Piel reseca, con comezón.

  • Hormigueo o pérdida de sensibilidad en las manos o en los pies.

Algunas personas que sufren de diabetes de tipo 2 no presentan síntomas. Una tercera parte de las personas que padecen diabetes desconocen que poseen la enfermedad.

Los síntomas de la diabetes de tipo 2 pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su hijo para el diagnóstico.

¿Cuáles son los factores de riesgo para la diabetes de tipo 2?

Los factores de riesgo de la diabetes de tipo 2 incluyen los siguientes:

  • Edad (la incidencia aumenta con la edad).

  • Antecedentes de diabetes en la familia.

  • El sobrepeso.

  • Falta de ejercicio regularmente.

  • Pertenecer a cierto grupo racial o étnico, como el afro-americano, hispanoamericano y los indígenas americanos.

  • Nivel bajo de la lipoproteína de alta densidad, el "colesterol bueno" (HDL).

  • Nivel alto de triglicéridos.

Tratamiento para la diabetes de tipo 2

El tratamiento específico para la diabetes de tipo 2 será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • La edad de su hijo, su estado general de salud y su historia médica.

  • Qué tan avanzada está la enfermedad.

  • La tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.

  • Su opinión o preferencia.

El objetivo del tratamiento es mantener los niveles de azúcar en la sangre tan cerca de lo normal como sea posible. Se da importancia al control del azúcar en la sangre (glucosa) por medio del control de los niveles, la actividad física regular, un plan de alimentación y el cuidado de la salud rutinarios. El tratamiento de la diabetes es un proceso permanente de control y educación que incluye no sólo a la persona que tiene diabetes, sino también a los profesionales de la salud y a los miembros de la familia del paciente.

Con frecuencia, la diabetes de tipo 2 puede controlarse por medio de la pérdida de peso, el mejoramiento de la nutrición y el ejercicio. Sin embargo, en algunos casos, estas medidas no son suficientes y tienen que administrarse medicamentos orales e insulina. El tratamiento puede incluir:

  • Una dieta adecuada.

  • Control del peso.

  • Un programa de ejercicios apropiado.

  • Higiene adecuada.

  • Una terapia que reemplace a la insulina (bajo la dirección del médico del niño).