Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Pulgas, ácaros y Coloradillas

Las pulgas, los ácaros y las coloradillas a menudo pican a los seres humanos, pero no son venenosos. Algunas veces es difícil determinar qué tipo de insecto causó la picadura, o si la erupción es causada por la hiedra venenosa u otras condiciones de la piel.

¿Cuáles son los síntomas de una picadura de pulga, ácaro o coloradilla?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de una picadura de pulga, ácaro o coloradilla. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Pequeñas lesiones elevadas de la piel.

  • Dolor o comezón.

  • Dermatitis (inflamación de la piel).

  • Reacciones de tipo alérgico en los niños hipersensibles con hinchazón o formación de ampollas.

Los síntomas de una picadura de pulga, ácaro o coloradilla pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte con el médico de su hijo para el diagnóstico.

Tratamiento de las picaduras producidas por pulgas, ácaros y coloradillas

El tratamiento específico de las picaduras de estos insectos será determinado por el médico de su hijo. Entre las pautas generales para tratamiento se incluyen las siguientes:

  • Limpie bien la zona con agua y jabón.

  • Utilice un antihistamínico, si es necesario, para la comezón.

  • Déle acetaminofén a su hijo, si es necesario, para las molestias.

¿Cuándo debo llamar al médico de mi hijo?

Llame al médico de su hijo si él tuviese:

  • Dolor o comezón persistente.

  • Señales de infección en el lugar de la picadura, como aumento del enrojecimiento, calor, hinchazón o supuración.

  • Fiebre.

Llame al 911 o a su servicio médico de emergencia local (EMS) si su hijo da señales de una reacción alérgica grave como dificultad para respirar, opresión en la garganta o en el pecho, sensación de desmayo, mareos, sarpullido y/o náuseas y vómitos.