Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Amenorrea

¿Qué es la amenorrea?

La amenorrea es un trastorno menstrual caracterizado por la ausencia de los períodos menstruales durante más de tres ciclos mensuales. La amenorrea puede clasificarse como primaria o secundaria.

  • amenorrea primaria  -  ausencia de menstruación durante toda la vida; la menstruación no se presenta durante la pubertad.

  • amenorrea secundaria  -  se debe a alguna causa física y usualmente de inicio tardío. Es un trastorno en el cual los períodos menstruales que en un momento fueron normales y regulares se vuelven cada vez más anormales e irregulares o desaparecen.

¿Cuáles son las causas de la amenorrea?

Existen varias causas posibles de la amenorrea, entre las que se incluyen:

  • embarazo
    Las mujeres no ovulan cuando están embarazadas, por lo tanto, la menstruación cesa transitoriamente.

  • anomalías en la ovulación
    Generalmente las anomalías en la ovulación son la causa de los períodos menstruales muy irregulares o de aquellos que no se presentan.

  • defectos congénitos, anomalías anatómicas u otros cuadros clínicos
    Si en una adolescente la menstruación no se presenta alrededor de los 16 años de edad, se puede sospechar de la existencia de un defecto congénito, una anomalía anatómica u otro cuadro clínico.

  • trastornos en la alimentación
    Las mujeres con anorexia nerviosa (o simplemente anorexia) y, o bulimia nerviosa (o simplemente bulimia), a menudo experimentan amenorrea como consecuencia de mantener un peso que sería demasiado bajo para sustentar un embarazo. Como resultado, y en forma de protección para el cuerpo, el aparato reproductor se "cierra" dado que está gravemente desnutrido.

  • exceso de ejercicio o ejercicio extenuante
    Muchas atletas jóvenes en entrenamiento experimentan la ausencia de los ciclos menstruales debido a un bajo contenido de grasa en el cuerpo.

  • trastorno de la glándula tiroidea
    En muchos casos, una glándula tiroidea hipofuncionante (trastorno llamado hipotiroidismo en el cual la glándula tiroidea produce cantidades insuficientes de la hormona tiroidea) o una glándula tiroidea hiperfuncionante (trastorno llamado hipertiroidismo en el cual la glándula tiroidea secreta demasiada hormona tiroidea, dando como resultado hiperactividad en el metabolismo del cuerpo y demasiada hormona tiroidea en el torrente sanguíneo) es responsable de la ausencia de los ciclos menstruales.

  • obesidad
    Las mujeres obesas experimentan amenorrea con frecuencia, debido a que el exceso de adipositos interfiere en el proceso de ovulación.

¿Cómo se diagnostica la amenorrea?

El diagnóstico comienza con la evaluación de los antecedentes médicos por parte del ginecólogo y con un examen físico completo que incluye un tacto vaginal. Sólo se puede estar seguro del diagnóstico de amenorrea cuando el médico descarta otros trastornos menstruales, cuadros clínicos o medicamentos que podrían estar causando o agravando el trastorno. Además, para un diagnóstico de amenorrea, es necesario que una mujer no haya tenido al menos tres ciclos menstruales consecutivos, sin estar embarazada. Las jovencitas que no han tenido su primer ciclo menstrual a los 16 años de edad deben ser evaluadas con prontitud, puesto que es muy importante diagnosticar y comenzar el tratamiento lo más pronto posible.

Tratamiento para la amenorrea

El tratamiento específico para la amenorrea será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • su edad, su estado general de salud y sus antecedentes médicos

  • la gravedad del trastorno

  • la causa del trastorno (primaria o secundaria)

  • su tolerancia a ciertos medicamentos, procedimientos o terapias

  • las expectativas para la evolución del trastorno

  • su opinión o preferencia

El tratamiento para la amenorrea puede incluir:

  • suplementos de progesterona (tratamiento hormonal)

  • anticonceptivos orales (inhibidores de la ovulación)

  • modificaciones en su dieta (para incluir un aumento en la absorción de calorías y grasa)

En la mayoría de los casos, los médicos inducirán la menstruación a las mujeres que no están embarazadas y que no han tenido dos o más períodos menstruales consecutivamente, debido al peligro que representa para el útero no expulsar los óvulos que no han sido fertilizados, así como el revestimiento del endometrio. Sin esta expulsión mensual, el riesgo de cáncer uterino aumenta.