Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Tratamiento de Quimioterapia para el Cáncer del Seno

¿Qué es la quimioterapia?

La quimioterapia es el uso de las drogas contra el cáncer para el tratamiento de las células cancerosas. La quimioterapia llega a todas las partes del cuerpo, no sólo a las células del cáncer. El oncólogo recomendará un plan de tratamiento para cada individuo. El tratamiento específico será basado en:

  • Su estado general de salud y su historia médica.

  • Su edad y si usted está menstruando.

  • El tipo y el estado del cáncer.

  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.

  • Su opinión o preferencia.

El oncólogo también determinará por cuánto tiempo y qué tan seguido usted tendrá los tratamientos de quimioterapia. La quimioterapia puede ser administrada por vía intravenosa (en la vena) o a través de píldoras, y es usualmente una combinación de drogas. Los tratamientos de quimioterapia frecuentemente se dan en ciclos; un periodo de tiempo para el tratamiento, seguido por un periodo de recuperación, y luego otro tratamiento. La quimioterapia puede administrarse en una varias partes incluyendo su hogar, las instalaciones de un hospital ambulatorio, la oficina o la clínica de un médico, o en un hospital.

La quimioterapia se puede administrar antes de la cirugía para reducir el tamaño del tumor y, a veces, para posibilitar una cirugía conservadora de la mama en lugar de una mastectomía. Muchas veces se administra después de la cirugía e incluso cada dos o tres semanas en “dosis densas”

¿Cuáles son los diferentes tipos de medicamentos que se usan en la quimioterapia para el tratamiento del cáncer del seno y sus posibles efectos secundarios?

Tal como sucede con el perfil médico individual y el diagnóstico de cada persona, la reacción al tratamiento es diferente en cada paciente. Los efectos secundarios pueden ser graves, moderados o ausentes. Asegúrese de consultar al equipo contra el cáncer que lo atiende sobre cualquiera o todos los efectos secundarios del tratamiento antes de su inicio. La mayoría de los efectos secundarios desaparecen una vez que el tratamiento se suspende.

  • doxorubicina (Adriamicina)
    La doxorubicina (Adriamicina) es un medicamento de administración por vía intravenosa. La doxorubicina es de color rojo y hace que la orina se tiña de rojo durante varias horas después del tratamiento. Las mujeres que reciben doxorubicina suelen experimentar ampollas en la boca y pérdida del cabello. Este medicamento generalmente se administra con ciclofosfamida. La combinación farmacológica se denomina “AC”. En general, se administran cuatro a seis ciclos de tratamiento durante tres a seis meses para el cáncer del seno.

  • ciclofosfamida (Citoxan)
    La ciclofosfamida (Citoxan) es un medicamento contra el cáncer se puede administrar por vía intravenosa o por vía oral en comprimidos. El medicamento intravenoso es transparente. La ciclofosfamida puede producir la irritación de la membrana que recubre la vejiga urinaria y suele causar náuseas y vómitos. Este medicamento generalmente se administra con la doxorubicina. La combinación farmacológica se denomina “AC”. En general, se administran cuatro a seis ciclos de tratamiento durante tres a seis meses para el cáncer del seno.

  • metotrexato (Folex, Mexao, Ametopterina)
    El metotrexato es un medicamento contra el cáncer que se suele administrar por vía intravenosa en el caso de mujeres con cáncer del seno. El medicamento es de color amarillo. Algunas mujeres que reciben metotrexato experimentan ampollas en la boca después del tratamiento. Este medicamento generalmente se administra con ciclofosfamida y fluoracilo. La combinación farmacológica se denomina “CMF”. En general, se administran cuatro a seis ciclos de tratamiento durante tres a seis meses para el cáncer del seno.

  • fluoracilo (5FU)
    El fluoracilo (5FU) es un medicamento contra el cáncer que se administra por vía intravenosa. El medicamento intravenoso es transparente. En algunas mujeres, el fluoracilo puede ocasionar ampollas en la boca y diarrea. Este medicamento generalmente se administra con ciclofosfamida y metotrexato. La combinación farmacológica se denomina “CMF”. En general, se administran cuatro a seis ciclos de tratamiento durante tres a seis meses para el cáncer del seno.

  • epirubicina (Ellence®)
    Ellence es un nuevo medicamento similar a la doxorubicina que se administra por vía intravenosa.

  • paclitaxel (Taxol®), docetaxel (Taxotere®), paclitaxel (Abraxane™)
    Estos medicamentos forman parte del grupo de los llamados taxanos. Taxol ha sido aprobado para el tratamiento del cáncer de mama en etapas iniciales y avanzadas. Taxotere ha sido aprobado para el tratamiento de cáncer de mama localmente avanzado o metastásico.  Abraxane está aprobado para su uso en casos de cáncer de mama avanzado o recurrente. Abraxane es una nueva formulación de paclitaxel que se puede administrar durante treinta minutos, en lugar de las tres horas que necesita Taxol. Además, hay una menor probabilidad de reacciones adversas al medicamento.

  • capecitabina (Xeloda®)
    Xeloda es un medicamento oral para la quimioterapia que se convierte en fluorouracil a nivel celular y a veces se utiliza para casos avanzados de cáncer.

  • gemcitabina (Gemzar®)
    Antimetabolítico utilizado para el tratamiento del cáncer de mama avanzado.

  • vinorelbina (Navelbine®)
    Navelbine se utiliza en ocasiones para el tratamiento del cáncer de mama avanzado.

  • Ixabepilona (Ixempra®)
    La ixabepilona es un nuevo medicamento que reduce el tamaño o el crecimiento del tumor en algunas pacientes con cáncer avanzado de seno o con metástasis.  Este medicamento pertenece a una clase llamada análogos de epotilona que funcionan uniéndose e interfiriendo con estructuras llamadas microtúbulos.  Los microtúbulos tienen un rol fundamental en la división celular.  Por lo tanto, se reduce el crecimiento de las células cancerosas en el cuerpo.  El medicamento se administra por infusión intravenosa una vez cada tres semanas.  Puede producir un recuento bajo de glóbulos blancos, de plaquetas, entumecimiento u hormigueo en las manos o los pies, estreñimiento, náuseas y dolor en los músculos y las articulaciones.