Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Tomografía Computarizada

 

Imagen de un técnico que habla con un paciente durante una tomografía computarizada

¿Qué es una tomografía computada?

La tomografía computada (TC o TAC) es un procedimiento de diagnóstico por imágenes que utiliza una combinación de radiografías y tecnología computarizada para obtener imágenes de cortes transversales (a menudo llamadas “rebanadas”) del cuerpo, tanto horizontales como verticales. La tomografía computada muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluidos los huesos, músculos, grasa, órganos, y vasos sanguíneos. Las tomografías computarizadas muestran más detalles que las radiografías estándar.

En los rayos X estándar, se dirige un rayo de energía a la parte del cuerpo que se está estudiando. Una placa situada detrás de la zona del cuerpo captura las variaciones del rayo de energía después de que éste pasa a través de la piel, el hueso, el músculo y otros tejidos. Aunque puede obtenerse mucha información de los rayos X regulares, no pueden obtenerse muchos detalles de los órganos internos y otras estructuras.

En la tomografía computarizada, el haz de rayos X se mueve en círculo alrededor del cuerpo. Esto permite tener vistas diferentes del mismo órgano o estructura, y proporciona muchos más detalles. La información de los rayos X es enviada a una computadora que interpreta los datos de los rayos X y los presenta en forma bidimensional en un monitor. La tecnología y software informático más modernos hacen posible la obtención de imágenes tridimensionales (3-D).

Las tomografías pueden realizarse con o sin contraste. "Contraste" se refiere a una sustancia administrada oralmente o inyectada por vía intravenosa (IV) que hace que se vea más claramente el órgano o tejido en particular que se está estudiando. Los exámenes por contraste pueden requerir que usted ayune durante un determinado período de tiempo antes del procedimiento. Su médico le avisará de esto antes del procedimiento.

Las tomografías computadas pueden realizarse para ayudar a diagnosticar tumores, estudiar hemorragias internas o buscar otras lesiones o daños.

Puede que desee preguntarle a su médico sobre la cantidad de radiación utilizada durante el procedimiento y los riesgos relacionados con su situación particular.  Una buena idea es llevar un registro de su historial de exposición a la radiación, como exploraciones anteriores y otros tipos de rayos X, de forma tal que pueda informar a su médico.  Los riesgos asociados con la exposición a la radiación pueden estar relacionados con la cantidad acumulativa de exámenes o tratamientos realizados con rayos X durante un largo período de tiempo.

Entre los avances tecnológicos de las tomografías computarizadas se encuentran los siguientes:

  • Tomografía computarizada de alta resolución
    Este tipo de tomografía computarizada utiliza rebanadas muy finas (de menos de un décimo de pulgada) que resultan muy eficaces para proporcionar información más detallada sobre ciertos trastornos como enfermedades pulmonares.

  • Tomografía computarizada helicoidal o espiral
    Durante este tipo de tomografía computarizada, tanto el paciente como el haz de rayos X se mueven continuamente mientras el haz de rayos X rodea al paciente. Las imágenes se obtienen de forma mucho más rápida que con tomografías computarizadas estándar y gracias a su mayor resolución y contraste, proporcionan información más detallada.

  • Tomografía computarizada ultrarrápida (también llamada tomografía computarizada de haz electrónico)
    Este tipo de tomografía computarizada produce imágenes de forma muy rápida, y crea un tipo de “película” de las partes móviles del cuerpo, como de las cavidades y las válvulas cardíacas. Este lector se puede usar para obtener información sobre la acumulación de calcio dentro de las arterias coronarias.

  • Angiografía por tomografía computarizada (CTA, por su sigla en inglés)
    La angiografía (o arteriografía) es una imagen de rayos X de los vasos sanguíneos. El angiograma por tomografía computarizada utiliza la tecnología de la tomografía computarizada en lugar de rayos X estándar o fluoroscopia para obtener imágenes de los vasos sanguíneos. Por ejemplo, las arterias coronarias del corazón.

  • Tomografía computarizada y tomografía por emisión de positrones combinadas (PET/TC, por sus siglas en inglés)
    La combinación de las tecnologías de la tomografía computarizada y la tomografía por emisión de positrones en una sola máquina se conoce como PET/TC. Este procedimiento combina la capacidad de la tomografía computarizada de proporcionar una anatomía detallada con la capacidad de la tomografía por emisión de positrones de mostrar el funcionamiento y el metabolismo de las células para ofrecer una mayor precisión en el diagnóstico y el tratamiento de ciertos tipos de enfermedades, en particular del cáncer. PET/CT se puede también utilizar para evaluar epilepsia, la enfermedad de Alzheimer, y la enfermedad de la arteria coronaria.

Deberá comunicarle al médico si ha tenido alguna vez una reacción al colorante de contraste o si es alérgico al iodo o a los mariscos. Si usted tiene alguna condición médica o enfermedades recientes, informe a su médico. Si está embarazada o sospecha estarlo, debe informárselo a su médico. Si usted es claustrofóbico o tiende a sentir ansiedad fácilmente, comuníqueselo a su médico por adelantado, y le podrá recetar un sedante suave antes del procedimiento para que se sienta más cómodo. Será necesario que permanezca inmóvil y callado durante el procedimiento, que puede durar un promedio de 10 a 20 minutos.

 

¿Cómo se realiza una TC o TAC?

Las TC pueden realizarse de manera ambulatoria, a menos que sean parte del cuidado hospitalario de un paciente. Aunque cada centro puede tener protocolos específicos, normalmente el procedimiento de una TC sigue este proceso:

  1. Cuando el paciente llega para someterse a la TC, se le pedirá que se quite toda la ropa, joyas o cualquier objeto que pueda interferir con el escáner.

  2. Si el paciente va a someterse al procedimiento con contraste, se le pondrá una línea intravenosa (IV) en la mano o en el brazo para introducir el medicamento de contraste. Para el contraste por vía oral, se le dará un medicamento al paciente para que lo trague.

  3. El paciente se acostará en una mesa de estudio que se desliza en una abertura larga y circular de la máquina de escáner.

  4. El personal de TC estará en otro cuarto donde están situados los controles del escáner. Sin embargo, el paciente estará constantemente a la vista del personal a través de una ventana. Los altavoces localizados dentro del escáner permitirán que el personal se comunique con el paciente y lo escuche. El paciente tendrá una campanilla para poder avisar al personal si tiene algún problema durante el procedimiento.

  5. A medida que el escáner empieza a girar alrededor del paciente, pasarán rayos X a través del cuerpo durante cortos períodos de tiempo.

  6. Los rayos X absorbidos por los tejidos del cuerpo serán detectados por el escáner y transmitidos a la computadora.

  7. La computadora transformará la información en una imagen que será interpretada por el radiólogo.

  8. Es muy importante que el paciente permanezca totalmente inmóvil durante el procedimiento. En varios momentos durante la realización del procedimiento, se le puede pedir que contenga la respiración.

  9. El tecnólogo estará vigilando al paciente en todo momento y estará en constante comunicación.

  10. Es posible que el paciente tenga que esperar un momento, mientras el radiólogo observa las imágenes para asegurarse de que estén claras. Si las imágenes no están suficientemente claras para obtener la información adecuada, es posible que sea necesario realizar estudios adicionales.