Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Amigdalitis

 

¿Qué es la amigdalitis?

La amigdalitis es la inflamación de una amígdala - masas de tejido ovales, carnosas, grandes que están en la pared lateral de la orofaringe a cada lado de la garganta. Estas agrupaciones de tejido contienen las células que producen anticuerpos útiles en la lucha contra la infección.

¿Cuáles son las causas de la amigdalitis?

Hay muchas causas, virus y bacterias altamente contagiosas, para la amigdalitis. Las causas de la amigdalitis incluyen las siguientes:

  • La bacteria Estreptococcus, comúnmente llamada "estrep" (la causa más común de la amigdalitis).

  • Los adenovirus.

  • El virus de la influenza.

  • El virus Epstein-Barr.

  • Los virus parainfluenza.

  • Los enterovirus.

  • El virus del herpes simple.

¿Cuáles son los síntomas de la amigdalitis?

A continuación, enumeramos los síntomas más comunes de la amigdalitis. Sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Amígdalas rojas, inflamadas (a menudo cubiertas con una membrana amarilla, gris o blanca).

  • Ampollas o áreas ulceradas dolorosas en la garganta.

  • Dolor de garganta repentino.

  • Dolor al tragar.

  • Dolor de cabeza.

  • Pérdida de apetito.

  • Malestar general.

  • Escalofríos.

  • Fiebre.

  • Nódulos linfáticos inflamados y blandos en el cuello o zona de la mandíbula.

Los síntomas adicionales de la amigdalitis en los niños incluyen los siguientes:

  • Náuseas.

  • Vómitos.

  • Dolor abdominal.

Los síntomas de la amigdalitis pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Consulte a un médico para su diagnóstico.

¿Puede prevenirse la amigdalitis?

Las siguientes sugerencias pueden ayudar a impedir la propagación de las enfermedades contagiosas que son generalmente las responsables de la propagación de la amigdalitis:

  • Manténgase a distancia (y mantenga a su niño) de cualquier persona con amigdalitis o dolor de garganta.

  • No comparta los utensilios, vasos, cepillos de dientes, etc., con cualquiera que tenga amigdalitis o dolor de garganta.

  • Lávese las manos (y la de su niño) frecuentemente.

  • Cúbrase la boca cuando tosa o estornude, y enseñe a sus hijos a hacerlo también.

También es posible que alguien (especialmente un niño) lleve la bacteria Estreptococcus (una causa común de la amigdalitis) sin presentar ningún síntoma de la infección. Esta persona actúa como un "portador" y puede transmitir la infección a otra persona.

Tratamiento de la amigdalitis:

El tratamiento específico será determinado por su médico, o médicos basándose en lo siguiente:

  • La edad del paciente, su estado general de salud y su historia médica.

  • Que tan avanzada está la enfermedad.

  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.

  • La tolerancia del paciente a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

  • La opinión o preferencia del paciente (o de su familia).

  • La causa de la infección.

La amigdalitis causada por una infección viral se trata de forma diferente que la amigdalitis causada por una infección bacteriana. Generalmente, la amigdalitis causada por infección de la bacteria Estreptococcus puede tratarse con éxito mediante la administración de antibióticos. La amigdalitis viral no se trata con antibióticos, ya que no son efectivos para vencer las infecciones virales, pero puede tratarse con otros medicamentos antivirales.