Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Tipos de Derrame Cerebral

¿Cuáles son los distintos tipos de derrame cerebral?

Los ataques cerebrales se pueden clasificar en dos categorías principales:

  • 87 por ciento son ataques isquémicos - derrame cerebrales causados por la obstrucción de una arteria.

  • 13 por ciento son ataques hemorrágicos - derrame cerebrales causados por hemorragia.

¿Qué es ataque cerebral isquémico?

Un ataque cerebral isquémico se produce cuando un vaso sanguíneo que riega el encéfalo se obstruye o se "cierra" e impide el flujo de sangre a una zona del encéfalo. Las células y los tejidos del encéfalo empiezan a morir al cabo de pocos minutos por falta de oxígeno y de nutrientes. La zona de tejido muerto se llama infarto. Aproximadamente el 88 por ciento de los ataques cerebrales pertenecen a esta categoría. Los ataques isquémicos se dividen a su vez en dos grupos:

  • Ataques cerebrales trombóticos  -  causados por un coágulo de sangre que se forma en los vasos sanguíneos del encéfalo.

  • Ataques cerebrales embólicos  -  causados por un coágulo sanguíneo o residuos de placa que se desarrollan en otra parte del cuerpo y luego se trasladan a uno de los vasos sanguíneos en el cerebro a través del torrente sanguíneo.

¿Qué es un ataque cerebral trombótico?

Los ataques trombóticos son ataques cerebrales causados por un trombo (coágulo de sangre) que se forma en las arterias que suministran sangre al encéfalo. Este tipo de ataque cerebral se suele ver en las personas de edad avanzada, especialmente en las que tienen niveles altos de colesterol y aterosclerosis (acumulación de grasa y lípidos dentro de las paredes de los vasos sanguíneos).

En ocasiones, los síntomas de un ataque cerebral trombótico pueden aparecer de repente y a menudo durante el sueño o por la mañana temprano. Otras veces puede aparecer gradualmente, durante un período de horas o incluso de días. En este caso se denomina ataque cerebral en evolución.

Los ataques cerebrales trombóticos pueden ir precedidos de uno o más "mini derrames cerebrales", llamados accidentes isquémicos transitorios (su sigla en inglés es TIA). Los TIA pueden durar unos minutos o hasta 24 horas y a menudo son un signo de advertencia de que puede ocurrir un ataque cerebral. Aunque generalmente son leves y transitorios, los síntomas causados por un TIA son parecidos a los causados por un ataque cerebral.

Otro tipo de ataque cerebral que se produce en los vasos sanguíneos pequeños del encéfalo recibe el nombre de infarto lagunar. La palabra lagunar proviene del latín "lacuna", que significa "agujero" o "cavidad". Los infartos lagunares se ven a menudo en personas que padecen diabetes o hipertensión (presión sanguínea alta).

¿Qué es un ataque cerebral embólico?

Los ataques embólicos suelen ser causados por un émbolo (un coágulo de sangre que se forma en alguna otra parte del cuerpo y viaja hasta el encéfalo a través de la corriente sanguínea). Los ataques embólicos suelen ser consecuencia de una enfermedad o una cirugía del corazón y aparecen de repente y sin señales de aviso. Aproximadamente el 15 por ciento de los ataques embólicos ocurren en personas que tienen fibrilación atrial, un tipo de ritmo anormal del corazón en el que las cavidades superiores del corazón no laten de forma eficaz.

¿Qué es un ataque cerebral hemorrágico?

Los ataques hemorrágicos se producen cuando un vaso sanguíneo que riega el encéfalo se rompe y sangra. Cuando una arteria sangra dentro del encéfalo las células y los tejidos de éste no reciben oxígeno ni nutrientes. Además, aumenta la presión en los tejidos circundantes y aparecen irritación e hinchazón. Aproximadamente el 13 por ciento de los ataques cerebrales son consecuencia de una hemorragia. Los ataques hemorrágicos se pueden clasificar en dos categorías principales:

  • Hemorragia intracerebral  -  sangrado de los vasos sanguíneos del interior del encéfalo.

  • Hemorragia subaracnoidea  -  sangrado en el espacio subaracnoideo (el espacio que existe entre el encéfalo y las membranas que lo recubren).

¿Qué es una hemorragia intracerebral?

La hemorragia intracerebral suele deberse a la hipertensión (presión sanguínea alta) y el sangrado aparece de forma repentina y rápida. Generalmente no hay señales de aviso y el sangrado puede ser tan grave que produzca un coma o la muerte.

¿Qué es una hemorragia subaracnoidea?

La hemorragia subaracnoidea se produce cuando existe un sangrado entre el encéfalo y las meninges (las membrana que recubren el encéfalo) en el espacio subaracnoideo. Este tipo de hemorragia suele deberse a un aneurisma o a malformaciones arteriovenosas (su sigla en inglés es AVM).

  • Un aneurisma es una zona debilitada y abombada de la pared de una arteria que corre el riesgo de romperse. Los aneurismas pueden ser congénitos (presentes al nacer) o pueden aparecer más tarde debido a factores como la hipertensión o la aterosclerosis.

  • Un AVM es un trastorno congénito que consiste en una red enmarañada de arterias y de venas. La causa de los AVM se desconoce.

¿Qué son los ataques cerebrales recurrentes?

Los ataques recurrentes se producen en aproximadamente el 25 por ciento de las personas que han sufrido un ataque cerebral en los cinco años siguientes al primer ataque. El riesgo es mayor justo después del ataque y va disminuyendo con el tiempo. Las probabilidades de que el paciente quede incapacitado o muera aumentan con cada ataque recurrente. Aproximadamente el 3 por ciento de los pacientes sufren un segundo ataque cerebral antes de 30 días de su primer ataque, y una tercera parte tienen un segundo ataque antes de dos años.