Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Ecocardiografía (eco)

¿Qué es un ecocardiograma (también llamado eco)?

Un ecocardiograma (también llamado eco, ecocardiograma transtorácico o TTE, ecocardiograma de esfuerzo o de ejercicio, ecocardiograma de esfuerzo con dobutamina o DSE, o ecocardiograma transesofágico o TEE) es un procedimiento no invasivo (no hay que perforar la piel) que se utiliza para evaluar la función y las estructuras del corazón. Un transductor (como un micrófono) envía ondas sonoras ultrasónicas de una frecuencia demasiado alta para ser oídas. Cuando el transductor se coloca en el pecho del paciente en ciertos lugares y con determinados ángulos, las ondas sonoras ultrasónicas atraviesan la piel y otros tejidos del cuerpo hasta llegar a los tejidos del corazón, donde las ondas rebotan en las estructuras cardíacas. El transductor recoge las ondas rebotadas y las envía a una computadora. La computadora interpreta los ecos y crea imagenes de las paredes y las válvulas del corazón.

Anatomía del corazón, vista interior
Click Image to Enlarge

Un ecocardiograma puede utilizar sólo uno o más de los cuatro tipos de ecocardiografía que se describen a continuación:

  • Ecocardiografía en Modo M
    Es el tipo de ecocardiografía más simple. La imagen que produce es más parecida a un dibujo lineal que a una fotografía de las estructuras del corazón. La eco en modo M resulta útil para medir las estructuras del corazón, como las cavidades de bombeo, el tamaño del corazón y el espesor de las paredes cardíacas.

  • Ecocardiografía Doppler
    Esta técnica Doppler se utiliza para medir y evaluar el flujo de sangre a través de las cavidades del corazón y las válvulas. La cantidad de sangre que se bombea en cada latido indica el funcionamiento del corazón. Además, el Doppler puede detectar un flujo de sangre anormal en el interior del corazón, que puede indicar algún problema en alguna de las cuatro válvulas cardiacas o en las paredes del corazón.

  • Doppler en Color
    El Doppler en color es una forma mejorada de la ecocardiografía Doppler. Con el Doppler en color, los diferentes colores son utilizados para indicar la distintas direcciones del flujo sanguíneo. Esto simplifica la interpretación de la técnica Doppler.

  • Ecocardiografía 2-D (bidimensional)
    Esta técnica se utiliza para "ver" las estructuras reales del corazón y su movimiento. Con la eco 2D aparece en el monitor una imagen en forma de cono y se puede observar el movimiento en tiempo real de las estructuras del corazón. Esto le permite al médico ver las diversas estructuras del corazón en funcionamiento para poder así evaluarlas.

  • Ecocardiografía 3-D (tridimensional)
    La ecocardiografía tridimensional es un tipo relativamente nuevo de ecocardiografía que capta imágenes tridimensionales de las estructuras del corazón con una profundidad mucho mayor que las ecografías bidimensionales.  Las imágenes en vivo o "en tiempo real" permiten una evaluación más precisa del funcionamiento cardíaco usando mediciones tomadas mientras el corazón late.  La ecocardiografía tridimensional muestra imágenes mejoradas de la anatomía del corazón, y se puede usar para determinar el tratamiento adecuado para una persona con enfermedad coronaria.

¿Para qué se hace una eco?

Existen varias enfermedades del corazón que se pueden detectar mediante una ecocardiografía, incluidas las siguientes:

  • Aterosclerosis (enfermedad coronaria)  -  obstrucción de las arterias con material grasoso y otras sustancias del torrente sanguíneo.

  • Aneurisma  -  una dilatación de una parte del músculo cardiaco o de la aorta (la gran arteria que lleva la sangre oxigenada desde el corazón al resto del cuerpo) que puede causar la debilidad del tejido en el lugar del aneurisma. En casos extremos, el aneurisma puede romperse, situación que constituye una emergencia debido a la rápida pérdida de sangre que se sale de los vasos sanguíneos. Ocasionalmente, puede ocurrir un aneurisma en las arterias pulmonares o en las áreas de parche quirúrgico, sobre todo si se ha llevado a cabo una intervención como una angioplastia con balón.

  • Cardiomiopatía  -  un aumento de tamaño del corazón debido al engrosamiento o debilitamiento del músculo cardiaco.

  • Enfermedad cardiaca congénita  -  el término enfermedad cardiaca congénita hace referencia a una o varias condiciones que están presentes en el nacimiento ("defectos de nacimiento"). Entre las enfermedades cardiacas congénitas se incluyen las siguientes:

    • Defecto del tabique ventricular (su sigla en inglés es VSD)
      En esta condición, existe un agujero entre las dos cavidades inferiores del corazón. Debido a este agujero, la sangre del ventrículo izquierdo retrocede hacia el ventrículo derecho, ya que la presión es mayor en el ventrículo izquierdo. Esto causa un volumen extra de sangre que el ventrículo derecho tiene que bombear hacia los pulmones, con lo que se puede producir congestión en los pulmones.

    • Transposición de los grandes vasos
      En esta condición, los conductos de salida de la aorta y la arteria pulmonar se cambian durante el desarrollo fetal. Como consecuencia, la sangre sin oxígeno fluye hacia el cuerpo a través de la arteria pulmonar, y la sangre oxigenada vuelve hacia los pulmones a través de la aorta. Cuando esta condición se presenta sola los bebés no pueden mantenerse vivos después de su nacimiento. Sin embargo, generalmente existen otros defectos acompañantes que permiten que una parte de la sangre oxigenada vaya hacia los tejidos del cuerpo.

    • Atresia tricuspídea
      En esta condición, la válvula tricúspide localizada entre el atrio derecho y el ventrículo derecho no existe. La alteración, si se presentara sola no permitiría que pasase ninguna sangre a los pulmones para recibir oxígeno; sin embargo, suele haber otros defectos acompañantes que permiten que vaya alguna sangre a los pulmones.

  • Insuficiencia cardiaca -  condición en la que el músculo cardiaco se ha debilitado tanto que no puede bombear la sangre con eficacia, con lo que se produce una acumulación (congestión) en la circulación pulmonar y los vasos sanguíneos del abdomen, las piernas, los tobillos, los pies y otras partes del cuerpo.

  • Pericarditis  -  una inflamación de la bolsa (revestimiento fino) que rodea al corazón.

  • Enfermedad valvular cardiaca  -  una o más de las cuatro válvulas del corazón se vuelve defectuosa o podría tener una malformación congénita.

Se puede realizar un ecocardiograma para evaluar los signos o síntomas de estas condiciones.

¿Cómo se hace un ecocardiograma?

Un ecocardiograma básico se puede hacer en el consultorio del médico, en una clínica o en el hospital. Para este procedimiento, tendrá que desvestirse de cintura para arriba. La privacidad se garantizará mediante la utilización de paños sobre el pecho y limitando el acceso a la sala durante el examen. Estará acostado sobre el lado izquierdo en una mesa o camilla, pero es posible que le pidan que cambie de postura durante el procedimiento. Le pegarán electrodos de EKG en el pecho para poder comparar las imágenes de la eco con el trazado del EKG durante y después del procedimiento. El técnico de ecocardiografía le aplicará un gel tibio en el pecho. Posteriormente, él o ella colocará el transductor en su pecho y presionará ligeramente para obtener la imagen deseada. El técnico moverá el transductor por su pecho para poder observar todas las zonas y estructuras de su corazón. Durante el examen, se pueden utilizar las distintas técnicas de eco descritas más arriba (modo M, 2D, Doppler y Doppler en color). No notará que están usando técnicas diferentes; únicamente oirá un sonido como de un líquido o del viento saliendo bajo presión durante el Doppler o el Doppler en color. Ese sonido es producido por su sangre al moverse por el corazón.

Una vez que se hayan obtenido todas las imágenes, el técnico limpiará el gel de su pecho, le quitará los electrodos de EKG y le ayudará a vestirse si lo necesita. Cuando se haya terminado el procedimiento, usted podrá marcharse y volver a sus actividades previas, a menos que su médico le indique lo contrario. El procedimiento generalmente dura entre 30 y 45 minutos. Sin embargo, factores como retrasos en el programa, emergencias u otros, pueden retrasar el comienzo del procedimiento o pueden prolongar su duración.

Existen otros tipos de procedimientos de eco. Estos procedimientos están descritos a continuación:

  • Ecocardiograma de esfuerzo o de ejercicio
    La primera parte de un eco de esfuerzo es similar a la del procedimiento de eco básico que se describe más arriba. Tras obtener las imágenes de eco en reposo, usted empezará a hacer ejercicio en una cinta de caminar o en una bicicleta estática. Hará ejercicio hasta que alcance un determinado límite de ritmo cardiaco (que su médico determinará basándose en su edad y su estado físico), o hasta que no sea capaz de continuar debido a dolor en el pecho, dolor en las piernas, mareos, dificultad para respirar severa o cansancio intenso.

    Una vez que se ha alcanzado el ritmo cardiaco límite, continuará con el ejercicio durante aproximadamente un minuto más. Después se acostará en la mesa o camilla y se repetirá el procedimiento de ecocardiograma. El médico comparará el eco en reposo con el que se hace inmediatamente después del ejercicio. Una vez que se hayan obtenido todas las imágenes, el técnico limpiará el gel de su pecho, le quitará los electrodos de EKG y le ayudará a vestirse si lo necesita.

    Cuando se haya terminado el procedimiento, usted podrá marcharse y volver a sus actividades previas, a menos que su médico le indique lo contrario. El procedimiento generalmente dura entre 45 minutos y una hora. Sin embargo, factores como retrasos en el programa, emergencias u otros, pueden retrasar el comienzo del procedimiento o pueden prolongar su duración.

    Los diversos motivos para realizar una ecocardiografía de ejercicio incluyen, pero no se limitan a los siguientes:

    • Evaluar los límites de esfuerzo seguros para los pacientes que van a empezar un programa de rehabilitación cardiaca o que se están recuperando de un ataque al corazón o de la cirugía del corazón.

    • Evaluar el dolor en las piernas con el ejercicio (también llamado claudicación intermitente) en pacientes en los que se sospecha oclusión del sistema circulatorio de las piernas.

    • Evaluar la presión de la sangre durante el ejercicio.

    • Evaluar la tolerancia al esfuerzo o el ejercicio en los pacientes que tienen o se sospecha que tienen, la enfermedad arterial coronaria.

  • Ecocardiografía de esfuerzo con dobutamina (DSE)
    Este procedimiento se hace en sustitución del eco de esfuerzo, ya que existen personas que no pueden hacer ejercicio en una banda de caminar ni en una bicicleta estática debido a diferentes condiciones de salud como:

    • Ataque al corazón reciente.

    • Hipertensión severa (presión alta de la sangre).

    • Arritmias severas (ritmo cardiaco demasiado rápido, demasiado lento o demasiado irregular).

    • Dolor de piernas severo con el ejercicio debido a flujo sanguíneo escaso en las piernas.

    • Asma severa, enfisema o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (su sigla en inglés es COPD).

    • Aneurisma.

    • Pericarditis.

    • Artritis o la otra limitación ortopédica

    Si alguna de las enfermedades anteriores, u otros motivos, le impiden a un paciente hacer ejercicio en una cinta de caminar o en una bicicleta, es posible imitar el ejercicio inyectando un medicamento intravenoso (su acrónimo en inglés es IV) llamado dobutamina. La dobutamina hace que el corazón lata más deprisa y más fuerte, como lo hace durante el ejercicio.

    La preparación para la ecocardiografía de esfuerzo con dobutamina es similar a la de la eco básica que se describe más arriba. Además, le canalizarán una vía IV en la mano o el brazo, y le pondrán un manguito de presión en el brazo. Se le puede pedir a no tomar ciertos medicamentos antes del procedimiento. Le realizarán una valoración basal del ritmo cardíaco y la presión de la sangre.

    El técnico de ecocardiografía le aplicará un gel tibio en el pecho. Posteriormente, él o ella colocará el transductor en su pecho y presionará ligeramente para obtener la imagen deseada. El goteo de dobutamina empezará a una proporción determinada por medio de su peso. La velocidad (o proporción) de goteo se aumentará cada tres minutos hasta que se alcance el ritmo cardiaco límite (determinado por su médico basándose en su edad y su estado físico) o hasta que se alcance la dosis máxima de dobutamina. Cuando se empiece el goteo de dobutamina y cada vez que se aumente su velocidad, le tomarán la presión de la sangre, sacarán una tira de EKG y obtendrán imágenes de eco. El técnico moverá el transductor por su pecho para poder observar todas las zonas y estructuras de su corazón. Durante el examen, se pueden utilizar las distintas técnicas de eco descritas más arriba (modo M, 2D, Doppler y Doppler en color).

    No notará que están usando técnicas diferentes; únicamente oirá un sonido como de un líquido o del viento saliendo bajo presión durante el Doppler o el Doppler en color. Ese sonido es producido por su sangre al moverse por el corazón.

    Una vez que se ha alcanzado el ritmo cardiaco límite o la dosis máxima de dobutamina, le retirarán el medicamento. Seguirán monitorizando el ritmo cardiaco, la presión de la sangre, el EKG y el eco durante 10 ó 15 minutos hasta que vuelvan a la situación basal o cerca de ella. Una vez que se hayan obtenido todas las imágenes, el técnico limpiará el gel de su pecho, le quitará los electrodos de EKG, le retirará la vía IV y le ayudará a vestirse si lo necesita.

    Cuando se haya terminado el procedimiento, usted podrá marcharse y volver a sus actividades previas, a menos que su médico le indique lo contrario. Un DSE suele durar de una 1 a 1 hora y media. Sin embargo, factores como retrasos en el programa, emergencias u otros, pueden retrasar el comienzo del procedimiento o pueden prolongar su duración.

    Algunos motivos para realizar una ecocardiografía de esfuerzo con dobutamina incluyen, pero no se limitan a los siguientes:

    • para evaluar las estructuras y el funcionamiento del corazón.

    • Evaluar los límites de esfuerzo seguros para los pacientes que van a empezar un programa de rehabilitación cardiaca o que se están recuperando de un ataque al corazón o de la cirugía del corazón.

    • Evaluar la presión de la sangre durante el exámen del estrés.

    • Evaluar la tolerancia al esfuerzo o el ejercicio en pacientes con sospecha o confirmación de enfermedad coronaria.

    • Evaluar la situación del corazón en pacientes que deben someterse a una operación.

  • La ecocardiografía transesofágica (su sigla en inglés es TEE)
    La ecocardiografía transesofágica se realiza introduciendo una sonda a través de su garganta (en el esófago) hasta el nivel del corazón. El transductor de TEE funciona igual que el transductor que se utiliza para los demás procedimientos. Sin embargo, se puede obtener una imagen más clara, ya que las ondas sonoras no tienen que atravesar la piel, los músculos ni los huesos. Ciertas condiciones del corazón, como la enfermedad de la válvula mitral, los coágulos sanguíneos o masas en el atrio izquierdo, la disección (rasgado) del revestimiento de la aorta (la arteria que lleva la sangre oxigenada desde el corazón al resto del cuerpo) y los implantes de prótesis valvulares (válvulas cardiacas artificiales), se visualizan mucho mejor con la TEE.

    La TEE también se puede utilizar durante la cirugía para evaluar la situación cardiaca de los pacientes con enfermedad del corazón conocida, que son sometidos a procedimientos que no están relacionados con el corazón, y durante la cirugía del corazón para evaluar los efectos de la intervención quirúrgica sobre el corazón, como en la cirugía de by-pass o en las reparaciones o sustituciones valvulares.

    Para hacerle un TEE lo llevarán a un área especial en la que hay equipo de ecocardiografía y de EKG. Tendrá que desvestirse de cintura para arriba, y le pegarán electrodos de EKG en el pecho. Se le dará una bata de hospital para que se la ponga. Durante el procedimiento, estará acostado sobre una mesa o una cama. Le canalizarán una vía intravenosa (su acrónimo en inglés es IV) en la mano o el brazo para poder administrarle sedantes. Le administrarán sedantes para que esté relajado, pero permanecerá lo suficientemente despierto durante el procedimiento para poder ayudar, tragando a medida que la sonda de TEE pase por su garganta. Le administrarán, por medio de un aerosol, un medicamento que adormecerá su garganta para que el paso de la sonda de TEE resulte menos molesto. Si tiene una válvula cardiaca artificial, ciertas anomalías congénitas o antecedentes de endocarditis (infección de las válvulas del corazón), le administrarán antibióticos intravenosos aproximadamente una hora antes del procedimiento. Las imágenes de eco se obtienen desde diversos ángulos, ya que el médico puede cambiar la posición de la sonda de TEE desde lejos. Una vez que se hayan obtenido todas las imágenes necesarias, le retirarán la sonda de TEE de la garganta. Tendrá que seguir monitorizado en el área de recuperación hasta que su reflejo nauseoso vuelva a la normalidad y pueda tragar líquidos sin atragantarse y hasta que esté lo suficientemente despierto como para irse. Le monitorizarán el ritmo cardiaco, el EKG, la presión de la sangre y la frecuencia respiratoria. También se controlará su nivel de oxígeno mediante una sonda situada en la yema del dedo o en el lóbulo de la oreja. Tendrá que acudir acompañado de alguien que lo lleve a casa después del examen, ya que no se le permite conducir después de un procedimiento con sedación intravenosa.

    Un TEE suele durar unas 2 horas. Sin embargo, factores como retrasos en el programa, emergencias u otros, pueden retrasar el comienzo del procedimiento o pueden prolongar su duración.