Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Verrugas

¿Qué son las verrugas?

Las verrugas son crecimientos no cancerosos en la piel provocados por el papilomavirus. Son más comunes en los niños que en los adultos, si bien pueden desarrollarse a cualquier edad. Pueden contagiarse a otras partes del cuerpo y a otras personas. Hay muchos tipos diferentes debido a los numerosos y diversos tipos de papilomavirus (más de 100). Las verrugas no son dolorosas, excepto cuando se localizan en los pies. La mayor parte de las verrugas desaparece, sin tratamiento, después de un largo período de tiempo.

Tipos comunes de verrugas:

Los siguientes son los tipos más comunes de verrugas:

Verrugas comunes

Crecimientos alrededor de las uñas y el dorso de las manos; suelen tener una superficie rugosa y su color es amarillo grisáceo o marrón.

Verrugas de los pies

Aparecen en las plantas de los pies (verrugas plantares), tienen puntos negros (vasos sanguíneos obstruidos que antes las irrigaban); los grupos de verrugas que salen en la planta del pie se denominan mosaico; pueden ser dolorosas.

Verrugas planas

Crecimientos diminutos y blandos que crecen en grupos de hasta 100 verrugas; suelen aparecer en las caras de los niños.

Verrugas genitales

Crecimientos en los genitales que en ocasiones se transmiten sexualmente; son blandas y la superficie no es áspera como la de las verrugas comunes.

Verrugas filiformes

Crecimientos diminutos, largos y de escaso diámetro que suelen aparecer en los párpados, la cara y el cuello.

Tratamiento de las verrugas:

El tratamiento específico será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.

  • La extensión de los crecimientos.

  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

  • Sus expectativas para la trayectoria del crecimiento.

  • Su opinión o preferencia.

Las verrugas suelen desaparecer sin tratamiento. El tratamiento de las verrugas depende de varios factores, incluidos los siguientes:

  • Antigüedad de la lesión.

  • Localización.

  • Tipo.

  • Gravedad.

El tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • Aplicación de ácido salicílico y láctico (para ablandar la zona infectada).

  • Congelamiento con nitrógeno líquido.

  • Electrodisecación (para destruir la verruga con corriente eléctrica).

  • Inmunoterapia.

  • Cirugía con láser.