Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Cirugía de reparación o reemplazo de válvula del corazón

(Cirugía a corazón abierto)

Descripción general del procedimiento

¿Qué es la cirugía de reparación o reemplazo valvular?

La cirugía de reparación o reemplazo valvular es una opción terapéutica para la enfermedad cardíaca valvular. Cuando las válvulas del corazón se lesionan o se enferman, pueden no funcionar correctamente. Los cuadros que pueden causar la disfunción valvular del corazón son la estenosis valvular y la insuficiencia valvular (regurgitación).

Cuando una o más válvulas se vuelven rígidas o se estenosan, el músculo cardíaco debe trabajar con más fuerza para bombear la sangre por la válvula. Algunos de los motivos por los que las válvulas del corazón se estenosan son las infecciones (como en la fiebre reumática o las infecciones por estafilococos) y el envejecimiento. Cuando una o varias válvulas dejan de funcionar bien (provocando pérdidas), la sangre fluye hacia atrás, con lo que se bombea menos sangre en la dirección correcta. El médico puede decidir que la(s) válvula(s) enferma(s) se debe(n) reparar o reemplazar quirúrgicamente.

Tradicionalmente, la reparación o el reemplazo de las válvulas del corazón ha consistido en una cirugía a corazón abierto, lo que significa que se abre el tórax en la sala de operaciones y se detiene el corazón durante un tiempo para que el cirujano pueda reparar o reemplazar la(s) válvula(s). Para abrir el tórax, se corta el esternón por el medio y se lo separa. Una vez expuesto el corazón, se insertan tubos grandes en el corazón para que, por medio de un sistema de circulación cardiopulmonar extracorporal, se pueda bombear sangre por el cuerpo durante la cirugía. El sistema de circulación extracorporal es necesario para bombear la sangre, ya que el corazón está detenido y se mantiene inmóvil mientras el cirujano lleva a cabo el procedimiento de reparación o reemplazo valvular.

Se han desarrollado técnicas más novedosas y menos invasivas para reemplazar o reparar las válvulas del corazón. Los procedimientos mínimamente invasivos, en los cuales la incisión es mucho más pequeña, normalmente implican menos dolor posoperatorio e internaciones hospitalarias más breves. La valvuloplastía es otro método que se puede utilizar para tratar la estenosis valvular en algunos casos.

La válvula enferma se puede reparar utilizando un anillo para sujetar la propia válvula del paciente, o se puede extraer toda la válvula y reemplazarla por otra artificial. Las válvulas artificiales pueden ser mecánicas (hechas de metal o plástico) o de tejido (hechas de válvulas animales o humanas que se toman de cadáveres).

Otros procedimientos relacionados que se pueden usar para evaluar el corazón incluyen: electrocardiograma (ECG) en reposo y de esfuerzo, monitor Holter, ECG de señal promediada, cateterización cardíaca, rayos-X de tórax, tomografía computarizada (TC) de tórax, ecocardiografía, estudios electrofisiológicos, resonancia magnética nuclear (RMN) del corazón, escaneos de perfusión miocárdica, angiografía con radionúclidos y tomografía computarizada ultrarrápida. Consulte estos procedimientos para obtener información adicional.

Válvulas del corazón:

Anatomía del corazón
Click Image to Enlarge

Para entender mejor cómo la enfermedad cardíaca valvular afecta al corazón, a continuación se presenta un análisis de la anatomía y las funciones valvulares básicas del corazón.

El corazón es una bomba hecha de tejido muscular. El corazón tiene cuatro cavidades que bombean: dos cavidades superiores, llamadas aurículas, y dos inferiores, llamadas ventrículos. La aurícula derecha bombea sangre hacia el ventrículo derecho, el cual luego bombea la sangre a los pulmones, donde se eliminan los desechos como el dióxido de carbono y se toma oxígeno y demás nutrientes y se transportan a la sangre.

Desde los pulmones, la sangre vuelve a fluir a la aurícula izquierda, se bombea al ventrículo izquierdo y luego a través de la aorta se dirige al resto del cuerpo y las arterias coronarias. Cuando las aurículas bombean, los ventrículos se relajan para recibir la sangre que provienen de ellas. Una vez que las aurículas han bombeado toda la carga de sangre a los ventrículos, estas se relajan mientras los ventrículos bombean la sangre a los pulmones y el resto del cuerpo.

Para que la sangre fluya siempre hacia adelante durante su recorrido por el corazón, existen válvulas entre cada una de las cavidades de bombeo del corazón:

  • válvula tricúspide : ubicada entre la aurícula derecha y el ventrículo derecho

  • válvula pulmonar : ubicada entre el ventrículo derecho y la arteria pulmonar

  • válvula mitral : ubicada entre la aurícula izquierda y el ventrículo izquierdo

  • válvula aórtica : ubicada entre el ventrículo izquierdo y la aorta

Si las válvulas del corazón se lesionan o se enferman, es posible que la persona experimente los siguientes síntomas:

  • mareos

  • dolor de pecho

  • dificultad respiratoria

  • palpitaciones

  • edema (hinchazón) de los pies, los tobillos o el abdomen  

  • rápido aumento de peso debido a la retención de líquido

Razones para realizar el procedimiento

La cirugía de reparación o reemplazo valvular se realiza para corregir los problemas causados por una o más válvulas enfermas.

Su médico puede recomendarle una cirugía de reparación o reemplazo valvular por otros motivos.

Riesgos del procedimiento

Los posibles riesgos asociados con la cirugía de reparación o reemplazo valvular pueden incluir, entre otros, los siguientes:

  • sangrado durante la cirugía o después de esta

  • coágulos de sangre que pueden causar un ataque al corazón, accidente cerebrovascular o problemas pulmonares

  • infecciones en el lugar de la incisión

  • neumonía

  • problemas respiratorios

  • disritmias/arritmias (ritmo cardíaco anormal)

Si está embarazada o sospecha que puede estarlo, debe informárselo a su médico. Si está lactando o amamantando, debe informárselo al médico.

Los pacientes que tienen alergia o sensibilidad a medicamentos, colorantes de contraste, yodo, mariscos, o al látex deben informárselo a su médico.

Es posible que existan otros riesgos, dependiendo de su estado clínico específico. Recuerde consultar todas sus dudas con su médico antes del procedimiento.

Antes del procedimiento

  • El médico le explicará el procedimiento y le ofrecerá la oportunidad de formular las preguntas que tenga al respecto.

  • Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento mediante el que autoriza la realización de la prueba. Lea el formulario atentamente, y pregunte si hay algo que no le resulta claro.

  • Además de una historia clínica completa, su médico puede necesitar realizar un examen físico completo para asegurarse de que usted se encuentre en buen estado de salud antes de someterse al procedimiento. Es posible que le hagan análisis de sangre y otras pruebas de diagnóstico.

  • Se le pedirá que ayune ocho horas antes del procedimiento, generalmente después de la medianoche.

  • Si está embarazada o sospecha estarlo, debe informárselo a su médico.

  • Infórmele al médico si tiene sensibilidad o alergia a algún medicamento, látex, cinta adhesiva, yodo o agentes anestésicos (locales y generales).

  • Informe a su médico sobre todos los medicamentos (con receta y de venta libre) y suplementos de hierbas que esté tomando.

  • Informe a su médico si tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos o si está tomando medicamentos anticoagulantes (diluyentes sanguíneos), aspirina u otros medicamentos que afectan la coagulación de la sangre. Quizás sea necesario dejar de tomar algunos de estos medicamentos antes de practicar el procedimiento.

  • Su médico puede solicitar un análisis de sangre antes del procedimiento para determinar cuánto tarda en coagular la sangre.

  • Informe a su médico si tiene un marcapasos.

  • Si fuma, debe dejar de hacerlo lo más pronto posible antes del procedimiento. Es posible que esto mejore sus posibilidades de tener una recuperación exitosa de la cirugía y beneficie su estado de salud general.

  • En función de su estado clínico, su médico puede solicitar otra preparación específica.

Durante el procedimiento

La cirugía de reparación o reemplazo valvular requiere una internación en el hospital. Los procedimientos pueden variar en función de su estado y de las prácticas de su médico.

Por lo general, la reparación o reemplazo de una válvula del corazón sigue este proceso:

  1. Se le pedirá que se quite las joyas u otros objetos que puedan interferir con el procedimiento.

  2. Se le pedirá que se quite la ropa y se le entregará una bata para que se la ponga.

  3. Se le pedirá que vacíe la vejiga antes del procedimiento.

  4. Se le colocará una vía intravenosa (IV) en el brazo o la mano. Se introducirán catéteres adicionales en el cuello y la muñeca para controlar el estado de la presión cardíaca y arterial, así como para obtener muestras de sangre. Los lugares alternativos para los catéteres adicionales incluyen el área subclavia (bajo la clavícula) y la ingle.

  5. Se lo acostará boca arriba en la mesa de operaciones.

  6. El anestesiólogo controlará continuamente la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la respiración y la concentración de oxígeno en la sangre durante la cirugía. Una vez que haya sido sedado, se le introducirá un tubo respiratorio por la garganta hasta los pulmones y se lo conectará a un respirador, que respirará por usted durante la cirugía.

  7. Se le insertará una sonda en la vejiga para drenar la orina.

  8. Se limpiará la piel con una solución antiséptica, en la zona donde se realizará la cirugía.

  9. El médico hará una incisión (corte) en el centro del pecho, desde la parte inferior de la nuez hasta la aparte superior del ombligo.

  10. El esternón se dividirá por el medio con un instrumento quirúrgico especial. El médico separará las dos mitades del esternón y las separará para exponer el corazón.

  11. Para realizar la reparación o el reemplazo de la válvula, se debe detener el corazón para que el médico realice este procedimiento muy delicado. Se insertarán tubos en el corazón para que la sangre se pueda bombear por todo el cuerpo mediante un sistema de circulación cardiopulmonar extracorporal.

  12. Una vez que se haya desviado por completo toda la sangre para su bombeo al sistema de circulación extracorporal, se detendrá el corazón inyectándole una solución fría.

  13. Una vez detenido el corazón, el médico realizará el procedimiento extrayendo la válvula enferma y colocando la válvula artificial, en el caso del reemplazo valvular. Para una reparación de válvula, el procedimiento que se realice dependerá del tipo de problema valvular que haya, por ej., separación de las valvas fusionadas de la válvula, reparación de valvas desgarradas y/o remodelación de partes de valvas para asegurar un mejor funcionamiento.

  14. Una vez terminado el procedimiento, se permitirá que la sangre que circula por el sistema extracorporal vuelva al corazón y se quitarán los tubos que están conectados al sistema. Con unas pequeñas paletas, se le aplicará un choque al corazón para que reinicie sus latidos.

  15. Una vez que el corazón haya comenzado a latir nuevamente, el médico lo observará para evaluar su funcionamiento y el de las válvulas.

  16. Pueden introducirse cables temporarios para regular el ritmo del corazón. Estos cables pueden conectarse a un marcapasos para regular el ritmo del corazón, si fuera necesario, durante el período de recuperación inicial.

  17. Se volverá a unir el esternón y se lo suturará con pequeños alambres.

  18. La piel sobre el esternón se volverá a coser. La incisión se suturará con puntos o grapas quirúrgicas.

  19. Se introducirán tubos en el pecho para drenar la sangre y otros líquidos de la zona que circunda el corazón. Estos tubos serán conectados a un dispositivo de succión para que drenen los líquidos fuera del corazón.

  20. Se le insertará un tubo por la boca o la nariz hasta el estómago, para drenar los líquidos estomacales.

  21. Se aplicará una venda o un vendaje estéril.

Después del procedimiento

En el hospital:

Después de la cirugía, es posible que lo lleven a la sala de recuperación antes de trasladarlo a la unidad de cuidados intensivos (UCI) para que lo vigilen de cerca durante varios días. Alternativamente, pueden llevarlo directamente a la UCI desde la sala de operaciones. Estará conectado a monitores en los que se mostrarán constantemente el trazado del electrocardiograma (ECG), la presión arterial y otras lecturas de presión, frecuencia respiratoria y nivel de oxígeno. La cirugía de reparación o reemplazo valvular requiere un período de internación hospitalaria de varios días, como mínimo.

Es muy probable que tenga un tubo en la garganta para asistirlo con la respiración por medio de un respirador mecánico (máquina respiratoria) hasta que esté lo suficientemente estabilizado para respirar por sí mismo. Cuando se despierte de la anestesia y comience a respirar por su cuenta, se ajustará el respirador para permitirle retomar su respiración. Cuando esté lo suficientemente despierto como para respirar totalmente por su cuenta y pueda toser, se le quitará el tubo de respiración. En ese momento también se le quitará el tubo estomacal.

Después de extraerle el tubo respiratorio, la enfermera lo ayudará a toser y a respirar profundamente cada dos horas. Esto será incómodo debido al dolor, pero es muy importante que lo haga para evitar que se acumule mucosidad en los pulmones, lo cual podría provocar una neumonía.

Es posible que reciba analgésicos si está adolorido, y debe pedirlos antes de que el dolor se vuelva extremadamente incómodo. La enfermera le mostrará cómo abrazar una almohada con firmeza contra su pecho mientras tose, para ayudar a aliviar el dolor.

Es posible que tenga goteos intravenosos especiales para ayudar a la presión arterial y al corazón, y para controlar cualquier problema con el sangrado. Cuando se estabilice, estos goteos se reducirán gradualmente y se interrumpirán en la medida en que su estado lo permita.

Una vez que le hayan quitado los tubos de respiración y del estómago, y que se haya estabilizado, podrá comenzar a tomar líquidos. Su dieta cambiará gradualmente de líquidos a alimentos más sólidos, a medida que los tolere.

Cuando el médico determine que está listo, será trasladado desde la UCI a una unidad de cuidados posquirúrgicos o agudos. Usted continuará recuperándose. Aumentará su actividad gradualmente a medida que se levanta de la cama y camina durante períodos más prolongados. Su dieta cambiará a alimentos más sólidos a medida que los tolere.

Se concertará una consulta de seguimiento con su médico.

En su hogar:

Una vez que esté en su hogar, será importante que mantenga la zona de la cirugía limpia y seca. El médico le dará indicaciones precisas acerca de cómo bañarse. Se le retirarán los puntos o las grapas quirúrgicas durante una consulta de seguimiento, si no se retiraron antes de que dejara el hospital.

No podrá conducir un automóvil hasta que su médico se lo permita. Pueden aplicarse otras restricciones de actividades.

Avísele al médico si tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

  • fiebre y/o escalofríos

  • enrojecimiento, hinchazón, sangrado u otra secreción de la incisión

  • aumento del dolor en la zona de la incisión

Es posible que su médico le brinde instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, en función de su situación específica.

Los Recursos en la Red

El contenido proveído aquí tiene un propósito informativo únicamente, y no está diseñado para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad ni reemplazar el consejo médico que usted reciba de su médico. Por favor, consulte a su médico para aclarar cualquier pregunta o preocupación que usted pueda tener acerca del trastorno que padece.

Esta página contiene enlaces a otros sitios Web con información sobre este procedimiento y condiciones de salud relacionadas. Esperamos que estos sitios le sean útiles, pero recuerde que nosotros no controlamos ni avalamos la información presentada en ellos, así como ellos tampoco avalan la información presentada en nuestro sitio.

American College of Cardiology (Colegio Americano de la Cardiología)

American College of Chest Physicians (Universidad Americana de Médicos del Pecho)

American Heart Association (Asociación Americana del Corazón)

National Heart, Lung, and Blood Institute (NHLBI) (Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y la Sangre)

National Institutes of Health (NIH) (Institutos Nacionales de la Salud)

National Library of Medicine (Biblioteca Nacional de Medicina)

Society of Thoracic Surgeons (Sociedad de Cirujanos Torácicos)

Make an Appointment

Call: 800.922.0000

Publications

Connect