Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Ablación endometrial

Descripción general del procedimiento

¿Qué es una ablación endometrial?

La ablación endometrial es un procedimiento que se realiza para extraer de manera permanente una delgada capa de tejido del revestimiento del útero, con el fin de detener o reducir un sangrado excesivo o anormal en mujeres cuya edad fértil ha terminado. El revestimiento del útero se llama endometrio. En algunos casos, la ablación endometrial puede ser una alternativa a la histerectomía.

Existen varias técnicas que se utilizan para realizar la ablación endometrial, entre las cuales se encuentran las siguientes:

  • eléctrica o electrocauterización: la corriente eléctrica pasa por un aro de alambre o una bola rodante que se aplica al revestimiento endometrial, para cauterizar el tejido.

  • hidrotérmica: se bombea líquido caliente adentro del útero y este destruye el revestimiento endometrial por su alta temperatura

  • láser: se utiliza un haz de radiación luminosa para destruir el revestimiento endometrial

  • terapia del globo: se inserta un globo en la punta de un catéter hasta el útero y se lo llena con líquido, y este luego se calienta hasta el punto en que se erosionen los tejidos endometriales

  • ablación por electrodos: una malla triangular de electrodos se expande para llenar la cavidad uterina. Una suave succión hace que el tejido entre en contacto con el electrodo, que descarga corriente eléctrica y destruye el revestimiento endometrial.

  • crioablación (congelamiento): una sonda utiliza temperaturas extremadamente bajas para congelar y destruir los tejidos endometriales

  • ablación por microondas: se emite energía de microondas a través de una sonda delgada, que se ha introducido en el útero y destruye el revestimiento endometrial.

Algunos procedimientos de ablación endometrial se realizan utilizando un histeroscopio, que es un dispositivo visualizador con luz que se inserta por la vagina para realizar un examen visual del canal del cuello uterino y del interior del útero. Los instrumentos de ablación se pueden insertar por la abertura y se puede utilizar una cámara o una video cámara para grabar los hallazgos obtenidos por el histeroscopio.

En lugar del histeroscopio, se puede utilizar un resectoscopio. Este dispositivo es similar al histeroscopio pero tiene un alambre incorporado que utiliza corriente eléctrica para reseccionar (extraer) el tejido endometrial.

Otras técnicas de ablación emplean ultrasonido para guiar el instrumento hacia las áreas del tratamiento. El ultrasonido es una técnica de diagnóstico por imágenes que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia y una computadora para crear imágenes de vasos sanguíneos, tejidos y órganos.

Otros procedimientos relacionados que se utilizan para tratar el endometrio incluyen la dilatación y curetaje (D. y C.), la histerescopía, la biopsia endometrial y la histerectomía. Consulte estos procedimientos para obtener información adicional.

Ilustración de la anatomía del área pélvica femenina
Click Image to Enlarge

¿Cuáles son los órganos de la pelvis femenina?

Los órganos y las estructuras de la pelvis femenina son los siguientes:

  • endometrio : revestimiento del útero

  • útero : también llamado matriz, el útero es un órgano hueco, en forma de pera, ubicado en la parte inferior del abdomen de las mujeres, entre la vejiga y el recto. Cada mes, durante la menstruación, se elimina el tejido que recubre el interior del útero, a menos que se implante un óvulo fertilizado y prosiga el embarazo.

  • ovarios : dos órganos reproductores femeninos ubicados en la pelvis, donde se desarrollan y almacenan los óvulos, y donde se producen las hormonas sexuales femeninas estrógeno y progesterona.

  • cuello uterino: la parte más baja y estrecha del útero ubicada entre la vejiga y el recto; forma un canal que desemboca en la vagina, la que a su vez se conecta con el exterior.

  • vagina : conducto a través del cual salen los fluidos durante los períodos menstruales. La vagina, también llamada “canal de parto”, conecta el cuello uterino y la vulva (los genitales externos).

  • vulva : parte externa de los órganos genitales femeninos.

Ilustración del ciclo menstrual
Click Image to Enlarge

El ciclo menstrual:

Con cada ciclo menstrual, el endometrio se prepara para alimentar al feto, mientras el aumento en los niveles de estrógeno y progesterona le ayudan a engrosar sus paredes. Si la fertilización no se produce, el endometrio, acompañado de sangre y mucosidad de la vagina y el cuello uterino (la parte más baja y estrecha del útero ubicada entre la vejiga y el recto) constituye el flujo menstrual (también llamado menstruo) que sale del cuerpo a través de la vagina. Después de la menopausia, la menstruación se interrumpe y la mujer ya no tendrá ningún sangrado.

Razones para realizar el procedimiento

La menorragia es una condición en la cual la mujer tiene períodos menstruales muy abundantes o sangrado entre dos períodos. También llamada sangrado uterino disfuncional, la menorragia se caracteriza por un sangrado menstrual abundante y prolongado. En algunos casos, el sangrado puede ser tan intenso e implacable que se interrumpen las actividades diarias y se produce anemia.

En general, el sangrado es considerado excesivo cuando una mujer empapa sus productos sanitarios (toallas higiénicas o tampones) lo suficiente para requerir su cambio cada hora. Se considera que el sangrado es prolongado cuando la mujer experimenta un período menstrual que dura más de siete días.

La menorragia y el sangrado uterino anormal puede deberse a un desequilibrio o trastorno hormonal (en especial del estrógeno y la progesterona), sobre todo en mujeres que se acercan a la menopausia o después de ésta. Otras causas del sangrado anormal incluyen la presencia de tejidos anormales tales como tumores fibroides (tumores benignos que se desarrollan en el útero, también denominados miomas), pólipos o cáncer de endometrio o de útero.

Según la causa del sangrado, se puede recomendar la ablación endometrial para destruir el revestimiento del útero. Dado que se destruye el revestimiento endometrial, ya no podrá funcionar con normalidad y el sangrado se detiene o se controla. En la mayoría de los casos, la mujer no puede quedar embarazada después de una ablación endometrial, puesto que se ha extraído el revestimiento que nutre al feto. Sin embargo, después de la ablación, la mujer sigue teniendo sus órganos reproductores.

El médico también puede recomendar una ablación endometrial por otros motivos.

Riesgos del procedimiento

Al igual que con cualquier procedimiento quirúrgico, pueden surgir complicaciones. Algunas complicaciones posibles de una ablación endometrial pueden incluir, entre otras, las siguientes:

  • sangrado

  • infecciones

  • perforación de la pared uterina o el intestino

  • sobrecarga de líquido en el torrente sanguíneo

Las pacientes con alergia o sensibilidad a ciertos medicamentos, yodo o al látex deben informarlo a su médico.

Si está embarazada o sospecha que puede estarlo, debe informárselo a su médico. La ablación endometrial realizada durante el embarazo puede provocar un aborto espontáneo. En la mayoría de los casos, la mujer no podrá quedar embarazada después de una ablación endometrial. Si una mujer queda embarazada después de la ablación, el poco tejido que queda recubriendo el útero tal vez no sea suficiente para que el feto se implante y se nutra.

Es posible que existan otros riesgos dependiendo de su estado de salud específico. Recuerde consultar todas sus dudas con su médico antes del procedimiento.

La ablación endometrial puede presentar contraindicaciones para pacientes con las siguientes afecciones; Estas incluyen, entre otras, las siguientes:

  • infecciones vaginales o cervicales

  • enfermedad pélvica inflamatoria

  • cáncer de cuello uterino, de endometrio o de útero

  • debilidad de la pared muscular del útero

  • dispositivo intrauterino (DIU)

  • dilatación previa y curetaje

  • cesárea clásica

Algunos factores o estados pueden interferir con ciertos tipos de ablación endometrial. Estos factores incluyen, entre otros, los siguientes:

  • constricción del interior del cuello uterino

  • menor longitud de la cavidad uterina

Antes del procedimiento

  • El médico le explicará el procedimiento y le ofrecerá la oportunidad de formular todas las preguntas que pueda tener al respecto.

  • Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento mediante el cual autoriza la realización del procedimiento. Lea el formulario atentamente, y pregunte si hay algo que no le resulta claro.

  • Si su procedimiento requiere anestesia general, espinal o epidural, se le pedirá que ayune durante ocho horas antes del procedimiento, por lo general después de la medianoche.

  • Si está embarazada o sospecha estarlo, debe informárselo a su médico.

  • Informe al médico si tiene sensibilidad o alergia a algún medicamento, yodo, látex, cinta adhesiva o agentes anestésicos (locales y generales).

  • Informe a su médico sobre todos los medicamentos (con receta y de venta libre) y suplementos de hierbas que esté tomando.

  • Avísele al médico si tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos o si está tomando medicamentos anticoagulantes (diluyentes sanguíneos), aspirina u otros medicamentos que afecten la coagulación de la sangre. Quizás sea necesario dejar de tomar estos medicamentos antes de practicar el procedimiento.

  • Es posible que el médico le recete medicamento(s) para ayudar a afinar los tejidos endometriales, como preparación para el procedimiento de ablación. Usted puede tener que tomar el/los medicamento(s) durante varias semanas antes del procedimiento.

  • Tal vez le administren un sedante antes del procedimiento para ayudar a que se relaje. Debido a que el sedante puede adormecerla, deberá prever que alguien la lleve a su hogar.

  • Si desea puede llevar una almohadilla higiénica para usar cuando vuelva a su hogar después del procedimiento.

  • En función de su estado clínico, su médico puede solicitar otra preparación específica.

Durante el procedimiento

Ilustración del procedimiento de ablación endometrial
Click Image to Enlarge

La ablación endometrial se puede realizar de forma ambulatoria en un consultorio médico, o como parte de su internación en un hospital. Los procedimientos pueden variar en función de su estado y las prácticas de su médico.

El tipo de anestesia dependerá del procedimiento específico que se realizará. Las ablaciones que utilizan un histerescopio o resectoscopio pueden realizarse mientras usted está dormida con anestesia general, o bien estando despierta con anestesia espinal o epidural. Si se emplea anestesia espinal o epidural, no tendrá sensibilidad de la cintura hacia abajo. El anestesiólogo controlará continuamente la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la respiración y la concentración de oxígeno en la sangre durante la cirugía. Se puede utilizar anestesia local para otros tipos de ablaciones.

Por lo general, la ablación endometrial sigue este proceso:

Para las ablaciones que utilizan un histerescopio o resectoscopio:

  1. Se le pedirá que se quite toda la ropa y que se ponga una bata de hospital.

  2. Se le podrá colocar una vía intravenosa (IV) en el brazo o la mano.

  3. Se la ubicará en una mesa de operaciones o de examen, con las piernas y los pies apoyados como para un examen pélvico.

  4. Quizás le inserten una sonda urinaria.

  5. El médico le introducirá un instrumento llamado espéculo en la vagina para separar las paredes y exponer el cuello uterino.

  6. Puede limpiar el cuello uterino con una solución antiséptica.

  7. Puede utilizarse un tipo de fórceps, llamado tenáculo, para mantener el cuello uterino firme para el procedimiento.

  8. Se dilatará el cuello uterino insertando una serie de varas delgadas. Cada vara tendrá un diámetro mayor que la anterior. Mediante este proceso se agrandará gradualmente la abertura del cuello uterino, para que se pueda insertar el histeroscopio o resectoscopio.

  9. El histeroscopio o resectoscopio se insertará por la abertura cervical hasta el útero.

  10. Es posible que se utilice una solución líquida o gas de dióxido de carbono para llenar el útero y así poder tener una mejor visualización.

  11. El instrumento de ablación se insertará por la abertura hueca del histeroscopio.

  12. Se pasará una bola rodante o un aro de alambre con corriente eléctrica por los tejidos endometriales, para destruir los tejidos. Se utiliza un láser de la misma manera para dirigir la luz de alta intensidad y así poder destruir los tejidos.

  13. Para una ablación hidrotérmica, se coloca un líquido caliente en el útero a través de un catéter y se lo hace circular con una bomba controlada por computadora hasta que las altas temperaturas destruyan los tejidos endometriales.

  14. Una vez completado el procedimiento, todo líquido que quede se bombeará hacia afuera del útero y se quitarán los instrumentos.

Para otros tipos de técnicas de ablación:

  1. Se le pedirá que se quite toda la ropa y que se ponga una bata de hospital.

  2. Se le podrá colocar una vía intravenosa (IV) en el brazo o la mano.

  3. Se la acostará en una mesa de examen, con las piernas y los pies apoyados como para un examen pélvico.

  4. El médico le introducirá un instrumento llamado espéculo en la vagina para separar las paredes y exponer el cuello uterino.

  5. Puede limpiar el cuello uterino con una solución antiséptica.

  6. El médico adormecerá el área utilizando una pequeña aguja para inyectar el medicamento.

  7. Es posible que se inserte un instrumento delgado con forma de vara, llamado sonda uterina, por la abertura cervical a fin de determinar la longitud del útero y del canal cervical. Esto puede causar algunos cólicos. Luego se quitará la sonda.

  8. En el caso de una ablación con globo, se insertará un globo de silicona por la abertura cervical hasta la cavidad uterina y por medio de un catéter se lo conectará a una consola de computadora. Se hará circular líquido caliente dentro del globo a fin de destruir los tejidos endometriales. La computadora controlará la presión, la temperatura y el tiempo del tratamiento. Esto puede provocar algunos espasmos entre leves a fuertes.

  9. En una ablación por electrodos, se insertará una malla triangular de electrodos por la abertura cervical y se expandirá hasta llenar la cavidad uterina. Se pasará energía de radiofrecuencia por la malla para destruir los tejidos con los cuales entra en contacto. Se utilizará succión para mantener el contacto entre la malla y los tejidos, y así ayudar a extraer líquidos, vapor y otros gases que se producirán durante la ablación. Esto puede provocar algunos espasmos entre leves a fuertes.

  10. Para la crioablación, se insertará, por la abertura cervical hasta el útero, una sonda especial que produce temperaturas muy frías. Se le colocará un transductor de ultrasonido en el abdomen para guiar la sonda de crioablación hasta la áreas correspondientes en el útero, para su congelamiento. Esto puede provocar algunos espasmos entre leves a fuertes.

  11. Se quitarán los instrumentos.

Después del procedimiento

El proceso de recuperación variará en función del tipo de ablación realizada y del tipo de anestesia que se haya administrado.

Si recibió anestesia espinal, epidural o general, la trasladarán a la sala de recuperación donde permanecerá en observación. Una vez que la presión arterial, el pulso y la respiración estén estables y que usted esté alerta, la llevarán a la habitación o le darán el alta para que regrese a su hogar. Si este procedimiento se realizó en forma ambulatoria, deber prever que otra persona la lleve a su hogar.

Si usted no recibió anestesia, deberá hacer reposo durante aproximadamente dos horas antes de regresar a su hogar.

Quizá desee usar una toalla higiénica para el sangrado. Es normal tener sangrado vaginal durante algunos días después del procedimiento. También es posible que tenga una secreción acuosa y sanguinolenta durante varias semanas.

Puede experimentar fuertes espasmos, náuseas, vómitos y/o la necesidad de orinar frecuentemente durante los primeros días después del procedimiento. Los espasmos pueden continuar por más tiempo.

Es posible que le indiquen no hacerse lavados vaginales, no usar tampones ni tener relaciones sexuales durante dos o tres días después de una ablación endometrial, o durante el tiempo que el médico le recomiende.

También puede tener otras restricciones sobre sus actividades, como no realizar actividades agotadoras ni levantar objetos pesados.

Puede seguir con su dieta normal, a menos que el médico le indique lo contrario.

Tome un analgésico para los cólicos o el dolor, de acuerdo con las recomendaciones del médico. La aspirina u otros medicamentos contra el dolor pueden aumentar las probabilidades de sangrado. Asegúrese de tomar sólo los medicamentos que su médico le haya recomendado.

Su médico le indicará cuándo debe regresar para un tratamiento posterior o cuidado.

Si tiene algunos de los cuadros que mencionamos a continuación, informe a su médico:

  • secreción de la vagina con mal olor

  • fiebre y/o escalofríos

  • dolor abdominal intenso

  • sangrado excesivo, o sangrado abundante que ocurra más de dos días después del procedimiento

  • dificultad para orinar

Es posible que su médico le brinde instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, en función de su situación específica.

Los Recursos en la Red

El contenido proveído aquí tiene un propósito informativo únicamente, y no está diseñado para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad ni reemplazar el consejo médico que usted reciba de su médico. Por favor, consulte a su médico para aclarar cualquier pregunta o preocupación que usted pueda tener acerca del trastorno que padece.

Esta página contiene enlaces a otros sitios Web con información sobre este procedimiento y condiciones de salud relacionadas. Esperamos que estos sitios le sean útiles, pero recuerde que nosotros no controlamos ni avalamos la información presentada en ellos, así como ellos tampoco avalan la información presentada en nuestro sitio.

American Cancer Society (Asociación Americana del Cáncer)

American College of Obstetricians and Gynecologists (Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos)

American Society for Reproductive Medicine (Sociedad Americana de Medicina Reproductiva)

National Cancer Institute (NCI) (Instituto Nacional del Cáncer)

National Institutes of Health (NIH) (Institutos Nacionales de la Salud)

National Library of Medicine (Biblioteca Nacional de Medicina)

National Women's Health Information Center (Centro Nacional de Informaciín de Salud de Mujeres)