Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Fluoroscopia de tórax

Descripción general del procedimiento

¿Qué es la fluoroscopia de tórax?

La fluoroscopia de tórax es un tipo de procedimiento radiológico que se utiliza para evaluar el movimiento y la función de los pulmones y de otras estructuras del tracto respiratorio.

La fluoroscopia es un estudio de las estructuras en movimiento del cuerpo, similar a una “película” de rayos X. Se pasa un haz continuo de rayos-X a través de la parte del cuerpo que se debe examinar. El haz de luz se transmite a un monitor parecido a un televisor de forma que pueda verse en detalle la parte del cuerpo y su movimiento. La fluoroscopia, como herramienta de diagnóstico por imágenes, permite a los médicos visualizar diversos sistemas del cuerpo, incluidos los sistemas esquelético, digestivo, urinario, respiratorio y reproductivo.

Se puede realizar una fluoroscopia de tórax cuando es necesario evaluar el movimiento de los pulmones, el diafragma (músculo de forma convexa que separa las cavidades torácica y abdominal) u otras estructuras del tórax. Sin embargo, la fluoroscopia de tórax implica una mayor exposición a la radiación que una radiografía de tórax tradicional, por lo que se analiza detenidamente su uso.

Otros procedimientos relacionados que se pueden utilizar para diagnosticar problemas de los pulmones y del tracto respiratorio incluyen: broncoscopia, tomografía computarizada (TC) de tórax, radiografía de tórax, ultrasonido de tórax, biopsia pulmonar, gammagrafía pulmonar, mediastinoscopia, oximetría, medición de flujo máximo, tomografía por emisión de positrones (PET por sus siglas en inglés), biopsia pleural, angiografía pulmonar, pruebas de función pulmonar y toracocentesis. Consulte estos procedimientos para obtener información adicional.

Anatomía del aparato respiratorio:

Ilustración de la anatomía del aparato respiratorio
Click Image to Enlarge

El aparato respiratorio está formado por los órganos que realizan el intercambio gaseoso, y son los siguientes:

  • nariz

  • faringe

  • laringe

  • tráquea

  • bronquios

  • pulmones

Las vías respiratorias superiores incluyen:

  • nariz

  • cavidad nasal

  • celdillas etmoideas

  • senos frontales

  • seno maxilar

  • laringe

  • tráquea

El tracto respiratorio inferior incluye los pulmones, bronquios y alvéolos.

¿Cuáles son las funciones de los pulmones?

Los pulmones absorben el oxígeno que las células necesitan para vivir y llevar a cabo sus funciones normales. También son los encargados de expulsar el dióxido de carbono, producto de desecho de las células del cuerpo.

Los pulmones son dos órganos en forma de cono, compuestos por tejido esponjoso de color gris rosáceo, que ocupan la mayor parte del espacio del pecho o tórax (la parte del cuerpo que está entre la base del cuello y el diafragma).

Los pulmones están cubiertos por una membrana llamada pleura.

Los pulmones están separados uno del otro por el mediastino, un área que contiene lo siguiente:

  • el corazón y sus grandes vasos

  • la tráquea (conducto de aire)

  • el esófago

  • el timo

  • los ganglios linfáticos

El pulmón derecho tiene tres secciones, llamadas lóbulos. El izquierdo tiene dos lóbulos. Cuando respira, el aire entra al cuerpo por la nariz o la boca. Luego baja por la garganta a través de la laringe y la tráquea, y entra en los pulmones a través de conductos llamados bronquios principales.

Uno de los bronquios principales va hasta el pulmón derecho, y el otro, al izquierdo. Dentro de los pulmones, los bronquios principales se dividen en bronquios más pequeños y luego en conductos aún más pequeños llamados bronquiolos. Los bronquiolos terminan en sacos de aire diminutos llamados alvéolos.

Razones para realizar el procedimiento

Se puede realizar una fluoroscopia de tórax cuando se sospecha un problema en el movimiento de los pulmones, el diafragma u otras estructuras torácicas. Tales problemas pueden incluir, entre otros, los siguientes:

  • disminución del movimiento o parálisis del diafragma debido a una lesión o enfermedad pulmonar

  • pérdida de la elasticidad pulmonar

  • obstrucción de los bronquiolos

  • derrame pleural: acumulación de líquido en la cavidad pleural entre los pulmones y la pared torácica

  • masa en la cavidad torácica

Además, la fluoroscopia de tórax puede utilizarse con otros procedimientos de diagnóstico o tratamiento, como por ejemplo, para guiar la inserción de agujas o catéteres (tubos largos y estrechos) dentro del tórax.

Su médico puede recomendarle una fluoroscopia de tórax por otros motivos.

Riesgos del procedimiento

Es posible que desee preguntarle a su médico sobre la cantidad de radiación utilizada durante el procedimiento y los riesgos relacionados con su situación particular. Es una buena idea llevar un registro de su historial de exposición a la radiación, como exploraciones anteriores y otros tipos de exploraciones radiológicas, para que pueda informar a su médico. Los riesgos asociados con la exposición a la radiación pueden estar relacionados con la cantidad acumulativa de exámenes y/o tratamientos realizados con rayos-X durante un largo período de tiempo.

Si está embarazada o sospecha que puede estar embarazada, debe informárselo a su médico. La exposición a la radiación durante el embarazo puede provocar anomalías congénitas.

Es posible que existan otros riesgos dependiendo de su estado de salud específico. Recuerde consultar todas sus dudas con su médico antes del procedimiento.

Antes del procedimiento

  • Su médico le explicará el procedimiento y le ofrecerá la oportunidad de formular las preguntas que tenga al respecto.

  • En general, no se requiere preparación previa como ayuno o sedación.

  • Informe al técnico radiólogo si está embarazada o sospecha estarlo. Si es necesario que se haga una fluoroscopia de tórax, se tomarán precauciones especiales para minimizar la exposición del feto a la radiación.

  • Informe al técnico radiólogo si tiene algún "piercing" en el pecho.

  • En función de su estado clínico, su médico puede solicitar otra preparación específica.

Durante el procedimiento

La fluoroscopia de tórax puede realizarse de forma ambulatoria o como parte de su internación en un hospital. Los procedimientos pueden variar en función de su estado y de las prácticas de su médico.

Por lo general, la fluoroscopia de tórax sigue este proceso:

  1. Se le pedirá que se quite la ropa, joyas u otros objetos que puedan interferir con la exposición del tórax.

  2. Si le indican que se quite la ropa, le entregarán una bata para que se la ponga.

  3. Estará de pie entre la máquina de rayos X y la pantalla fluoroscópica. Si no puede estar de pie, se lo colocará sobre una mesa de radiología. Es posible que se le pida que se ponga en diferentes posiciones, que tosa o contenga la respiración a intervalos mientras se realiza la fluoroscopia.

  4. Se utilizará un escáner de rayos X especial para producir las imágenes fluoroscópicas del tórax. Las imágenes de la fluoroscopia pueden visualizarse en un monitor para que el médico pueda observar el movimiento de las estructuras torácicas durante el procedimiento.

  5. Después de haber tomado todas las vistas requeridas, finalizará el procedimiento.

Después del procedimiento

Por lo general, no se requiere ningún tipo de cuidados especiales después de una fluoroscopia de tórax. Sin embargo, es posible que su médico le brinde instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, en función de su situación específica.

Los Recursos en la Red

El contenido proveído aquí tiene un propósito informativo únicamente, y no está diseñado para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad ni reemplazar el consejo médico que usted reciba de su médico. Por favor, consulte a su médico para aclarar cualquier pregunta o preocupación que usted pueda tener acerca del trastorno que padece.

Esta página contiene enlaces a otros sitios Web con información sobre este procedimiento y condiciones de salud relacionadas. Esperamos que estos sitios le sean útiles, pero recuerde que nosotros no controlamos ni avalamos la información presentada en ellos, así como ellos tampoco avalan la información presentada en nuestro sitio.

American Cancer Society (Asociación Americana del Cáncer)

American Lung Association (Asociación Americana del Pulmón)

National Cancer Institute (NCI) (Instituto Nacional del Cáncer)

National Heart, Lung, and Blood Institute (NHLBI) (Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y la Sangre)

National Institutes of Health (NIH) (Institutos Nacionales de la Salud)

National Library of Medicine (Biblioteca Nacional de Medicina)