Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Colecistografía

(Serie de la vesícula biliar, Serie de la VB, Colecistografía oral, Colecistograma oral, radiografías de la vesícula biliar)

Descripción general del procedimiento

¿Qué es la colecistografía?

La colecistografía es un procedimiento radiológico que se utiliza para examinar la vesícula biliar cuando se sospecha la presencia de cálculos biliares. Antes del procedimiento se ingiere un colorante de contraste. El colorante de contraste permite una mejor visualización de los cálculos biliares y otras anomalías de la vesícula biliar que no se pueden ver en con las radiografías tradicionales del abdomen.

Una exploración radiológica utiliza rayos de energía electromagnética invisible para obtener imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una película. Las radiografías se realizan utilizando radiación externa para producir imágenes del cuerpo, sus órganos y otras estructuras internas con fines de diagnóstico. Los rayos X pasan a través de las estructuras del cuerpo hasta unas placas especialmente tratadas (parecidas a una película fotográfica) y se hace una foto tipo "negativo" (cuanto más sólida es la estructura, más blanca aparece en la película).

El colorante de contraste, cuando se ingiere antes del colecistograma, hace que la vesícula biliar aparezca opaca en la película radiográfica de un colecistograma. Los cálculos biliares aparecerán como puntos oscuros en la vesícula biliar o los conductos biliares. Según como se haya absorbido el colorante de contraste, los pólipos y tumores también pueden estar visibles en la película radiográfica.

Debido al desarrollo de adelantos tecnológicos, la colecistografía ya no se realiza en forma rutinaria. El ultrasonido y la tomografía computarizada son más rápidos y con frecuencia más exactos para diagnosticar trastornos de la vesícula biliar.

Otros procedimientos relacionados que se pueden utilizar para diagnosticar problemas en la vesícula biliar incluyen radiografías del abdomen, tomografía computarizada del hígado y el tracto biliar, ultrasonido del abdomen, colangiopancreatografía endoscópica retrógrada (ERCP por sus siglas en inglés) y gammagrafía de la vesícula biliar. Consulte estos procedimientos para obtener información adicional.

¿Qué son los cálculos en la vesícula biliar?

Ilustración de la anatomía del sistema biliar
Click Image to Enlarge

Los cálculos biliares se forman cuando la bilis acumulada en la vesícula biliar se endurece y forma un material similar al de las piedras. Demasiado colesterol, sales biliares o bilirrubina (pigmento biliar) pueden causar los cálculos. La eliminación demasiado lenta de sustancias por parte de la vesícula biliar también puede contribuir a la formación de cálculos biliares.

Cuando los cálculos están dentro de la propia vesícula biliar se habla de colelitiasis. Cuando los cálculos están en los conductos biliares se habla de coledocolitiasis. Los cálculos que obstruyen las vías biliares pueden producir una infección grave de las vías biliares, el páncreas o el hígado, que incluso puede poner en peligro la vida. Las vías biliares también se pueden obstruir por un cáncer o un traumatismo.

Existen dos tipos de cálculos en la vesícula biliar: los cálculos de colesterol y los cálculos de pigmentos. El ochenta por ciento de los cálculos biliares son de colesterol. El tamaño de los cálculos puede ser desde el de un grano de arena o de sal al de una pelota de golf. Una persona puede tener un solo cálculo o varios.

¿Cuáles son los síntomas de los cálculos en la vesícula biliar?

Al principio, la mayoría de los cálculos no causan síntomas. Sin embargo, cuando los cálculos aumentan de tamaño o cuando empiezan a obstruir las vías biliares, pueden aparecer síntomas o "cólicos". Los cólicos biliares suelen aparecer después de comer alimentos grasos por las noches. A continuación se enumeran los síntomas más comunes de los cálculos en la vesícula. Sin embargo, cada persona puede experimentar síntomas diferentes. Los síntomas pueden incluir, entre otros, los siguientes:

  • dolor abdominal que aparece y desaparece

  • náuseas y/o vómitos

  • fiebre y/o escalofríos

  • ictericia (color amarillo de la piel y de los ojos)

  • hinchazón abdominal

  • intolerancia a los alimentos grasos

  • eructos o gases e indigestión

Los síntomas de los cálculos biliares pueden parecerse a los de otras afecciones o problemas médicos. Consulte siempre a su médico para obtener un diagnóstico.

Razones para realizar el procedimiento

Se puede realizar una colecistografía cuando existen signos y síntomas de enfermedad de la vesícula biliar, como dolor en la parte superior derecha del abdomen, ictericia e intolerancia a los alimentos grasos. Estos síntomas pueden indicar la presencia de cálculos biliares u otras obstrucciones en la vesícula biliar y/o los conductos biliares.

Además de cálculos y obstrucciones en los conductos biliares, se pueden detectar otras condiciones con la colecistografía que incluyen, entre otras, pólipos, tumores, inflamación, infección y disfunción de la vesícula biliar.

Su médico puede recomendarle una colecistografía por otros motivos.

Riesgos del procedimiento

Es posible que desee preguntarle a su médico sobre la cantidad de radiación utilizada durante el procedimiento y los riesgos relacionados con su situación particular. Es una buena idea llevar un registro de su historial de exposición a la radiación, como exploraciones anteriores y otros tipos de exploraciones radiológicas, para que pueda informar a su médico. Los riesgos asociados con la exposición a la radiación pueden estar relacionados con la cantidad acumulativa de exámenes y/o tratamientos realizados con rayos-X durante un largo período de tiempo.

Si está embarazada o sospecha que puede estar embarazada, debe informárselo a su médico. La exposición a la radiación durante el embarazo puede provocar anomalías congénitas.

Si se usa un colorante de contraste, existe el riesgo de tener una reacción alérgica al colorante. Los pacientes alérgicos o con sensibilidad a ciertos medicamentos, colorante de contraste, yodo, o mariscos deben notificar al médico.

Los pacientes con insuficiencia renal u otros problemas renales deben informarlo a su médico. En algunos casos, el colorante de contraste puede provocar insuficiencia renal, especialmente si la persona está tomando Glucophage (un medicamento para la diabetes).

Los pacientes con enfermedad hepática u otro daño en el hígado deben notificar a sus médicos, ya que el deterioro de la función hepática disminuye la utilidad del colorante de contraste.

Es posible que existan otros riesgos dependiendo de su estado de salud específico. Asegúrese de consultar todas sus dudas con el médico antes del procedimiento.

Algunos factores o estados pueden interferir con los resultados de la prueba. Estos factores incluyen, entre otros, los siguientes:

  • absorción no adecuada del colorante de contraste debido a enfermedad hepática u otro daño en el hígado, vómitos y/o diarrea después de ingerir el colorante, aborción intestinal insuficiente o inflamación de la vesícula biliar

  • bario en los intestinos debido a un reciente procedimiento radiológico con bario

Antes del procedimiento

  • El médico le explicará el procedimiento y le ofrecerá la oportunidad de formular todas las preguntas que pueda tener al respecto.

  • Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento, mediante el cual autoriza la realización del procedimiento. Lea el formulario atentamente, y pregunte si hay algo que no le resulta claro.

  • Informe al técnico radiólogo si ha tenido alguna vez una reacción a un colorante de contraste o si es alérgico al yodo o a los mariscos.

  • Informe a su médico si es sensible o alérgico a algún medicamento, al látex, cinta o agentes anestésicos (locales y generales).

  • Su médico le dará instrucciones acerca del ayuno antes del procedimiento. Por lo general, le indicarán cenar algo sin grasa la noche anterior al procedimiento, luego abstenerse de ingerir alimentos y líquidos después de la medianoche. También le pueden indicar que se abstenga de fumar y masticar chicle.

  • Informe al técnico radiólogo si está embarazada o sospecha estarlo.

  • El médico le dará el colorante de contraste para que lo ingiera la noche anterior al procedimiento. Es muy importante que siga las instrucciones al pie de la letra para obtener una correcta visualización del contraste de la vesícula biliar.

  • Informe al técnico radiólogo si tiene vómitos o diarrea después de tomar el colorante de contraste, ya que es posible que se deba reprogramar el procedimiento si se perdió demasiado colorante.

  • En función de su estado clínico, el médico puede solicitar otra preparación específica.

Durante el procedimiento

La colecistografía puede realizarse de forma ambulatoria o como parte de su internación en un hospital. Los procedimientos pueden variar en función de su estado y de las prácticas de su médico.

Por lo general, la colecistografía sigue este proceso:

  1. Se le pedirá que se quite prendas o joyas que puedan interferir con la exposición del área del cuerpo que va a examinarse.

  2. Si le indican que se quite la ropa, le entregarán una bata para que se la ponga.

  3. Es posible que le administren un enema antes del procedimiento para limpiar los intestinos de gases o heces que pueden interferir con las imágenes de la vesícula biliar.

  4. Se lo colocará de forma de ubicar cuidadosamente la parte del abdomen que va a ser radiografiada entre la máquina de rayos X y un casete que contiene la película radiográfica. Se le pedirá que permanezca de pie, que se acueste sobre la mesa o que se acueste de costado sobre la mesa, según la vista radiográfica que haya solicitado su médico. Se le pueden tomar radiografías en más de una posición.

  5. Las partes del cuerpo que no vayan a ser radiografiadas pueden cubrirse con un delantal de plomo (escudo) para evitar su exposición a los rayos X.

  6. Cuando esté ubicado, el técnico radiólogo le pedirá que permanezca inmóvil durante algunos instantes mientras se hace la exposición a los rayos X.

  7. Es muy importante permanecer completamente inmóvil mientras se hace la exposición, porque el movimiento podría distorsionar la imagen y requerir tomar otras radiografías para obtener una imagen clara de esa parte de cuerpo.

  8. El haz de rayos X se enfoca en la zona que va a ser fotografiada.

  9. El técnico radiólogo se situará detrás de una ventana protectora mientras se tome la imagen.

  10. Se tomarán varias radiografías en diferentes posiciones.

  11. Si se solicita una prueba para determinar la capacidad de contracción de la vesícula biliar, le darán algún tipo de alimento graso para estimular dicha contracción. Pueden darle un alimento graso o una sustancia sintética grasa por vía oral o a través de una inyección intravenosa (IV). Se tomarán radiografías adicionales después de haber consumido el alimento graso.

El radiólogo observará las radiografías antes de que usted se vaya para asegurarse de que la vesícula biliar haya sido correctamente visualizada durante el procedimiento. Si las radiografías son inadecuadas, es posible que deba repetir la prueba.

Después del procedimiento

Por lo general, no se requiere ningún tipo de cuidados especiales después de una colecistografía. Sin embargo, es posible que su médico le brinde instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, en función de su situación específica.

Dado que el colorante de contraste se excreta del cuerpo a través de los riñones, puede sentir alguna leve molestia al orinar durante uno o dos días.

Los Recursos en la Red

El contenido proveído aquí tiene un propósito informativo únicamente, y no está diseñado para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad ni reemplazar el consejo médico que usted reciba de su médico. Por favor, consulte a su médico para aclarar cualquier pregunta o preocupación que usted pueda tener acerca del trastorno que padece.

Esta página contiene enlaces a otros sitios Web con información sobre este procedimiento y condiciones de salud relacionadas. Esperamos que estos sitios le sean útiles, pero recuerde que nosotros no controlamos ni avalamos la información presentada en ellos, así como ellos tampoco avalan la información presentada en nuestro sitio.

American College of Gastroenterology (Colegio Americano de Gastroenterología)

American Gastroenterological Association (Asociación Americana de Gastroenterología)

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK) (Instituto Nacional de la Diabetes y de Las Enfermedades Digestivas y del Riñón)

National Institutes of Health (NIH) (Institutos Nacionales de la Salud)

National Library of Medicine (Biblioteca Nacional de Medicina)