Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Sufrimiento Previo a la Muerte

Find more information about this topic in the following health library:

¿Qué es el sufrimiento previo a la muerte?

El sufrimiento previo a la muerte es similar al proceso de duelo normal, pero se produce antes de la muerte real (con anticipación a ésta).

Si bien generalmente se utiliza el concepto de duelo en lo que respecta a la familia y a los seres queridos de la persona agonizante, el sufrimiento previo a la muerte puede ser experimentado por la familia, los seres queridos y el niño agonizante. Este sufrimiento tiene lugar antes de la muerte, a menudo como consecuencia de un diagnóstico terminal o de una enfermedad que pone en peligro la vida, es decir, cuando la muerte es una posibilidad. El sufrimiento tiene algunas etapas comunes que experimentan diferentes personas en la misma situación; sin embargo, dado que cada individuo y cada familia son diferentes, perciben el sufrimiento, la muerte y la enfermedad de una manera muy particular.

¿Cuáles son las diferentes fases del sufrimiento previo a la muerte?

El sufrimiento y el duelo no tienen magnitudes específicas ni restricciones de tiempo. Cada individuo expresa su sufrimiento y su sentimiento de pérdida a su manera y en su propio tiempo. El sufrimiento previo a la muerte puede incluir las siguientes fases, aunque no exclusivamente en este orden. Frecuentemente, el sufrimiento es una expresión que incluye cada una de estas fases o estados en tiempos, intensidades y órdenes múltiples.

  • Fase I
    En esta etapa, el individuo se da cuenta de que la muerte es inevitable y que no existe una cura posible. Generalmente, la tristeza y la depresión están relacionadas con esta primera etapa del sufrimiento.

  • Fase II
    La fase siguiente del sufrimiento previo a la muerte es la preocupación por la persona agonizante. Los miembros de la familia pueden arrepentirse de haber discutido o disciplinado al niño moribundo. La preocupación en un niño agonizante puede aumentar por sí mismo y su temor a la muerte, o debido a las emociones que expresan los seres queridos que lo rodean.

  • Fase III
    En esta fase puede "ensayarse" la verdadera muerte. El proceso físico de la muerte y de lo que puede ocurrir después de ésta son las preocupaciones de esta etapa. Como consecuencia de algún sufrimiento previo a la muerte, puede sucederse la despedida de los seres queridos y los preparativos para el funeral.

  • Fase IV
    En la última fase, los seres queridos pueden comenzar a imaginar cómo continuarán sus vidas sin la persona agonizante. Los padres pueden comenzar a pensar en los juguetes que su hijo nunca usará, en los cumpleaños y bailes de graduación que no vendrán, o incluso en qué les dirán a los maestros cuando el niño se ausente de la escuela. Los hermanos pueden preguntarse cómo será perder a su hermano o hermana.

La persona agonizante puede pensar en la vida después de la muerte, y también intentar imaginar cómo será la vida de sus seres queridos en su ausencia.