Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Embarazo Prolongado

Find more information about this topic in the following health library:

¿Qué es el embarazo prolongado?

Un embarazo que dura más de 42 semanas (294 días o más a partir del primer día de la última menstruación) se considera prolongado. La gran mayoría de las mujeres dan a luz entre las semanas 37 y 42 del embarazo. Estadísticamente, cerca del 6 por ciento de los bebés nacen en la semana 42 o más tarde. Otros términos que se utilizan para denominar a este trastorno son embarazo postérmino y posmadurez.

¿Cuáles son las causas del embarazo prolongado?

Se desconocen aún las razones por las cuales algunas mujeres tienen un embarazo más prolongado que otras. Generalmente, se debe a un error en el cálculo de la fecha de concepción. Un mujer tiene mayor probabilidad de tener un embarazo prolongado si sus embarazos anteriores sobrepasaron las 42 semanas.

¿Por qué es el embarazo prolongado una preocupación?

El embarazo prolongado está asociado con trabajos de parto más largos y partos quirúrgicos (asistidos por fórceps o ventosas). Las mujeres corren mayor riesgo de sufrir traumatismos en un parto vaginal cuando el bebé es grande. Por lo tanto, el parto por cesárea es dos veces más probable en un embarazo prolongado debido al tamaño del bebé. Las madres tienen también más probabilidades de sufrir infecciones, complicaciones en la herida y hemorragias posparto (después del alumbramiento).

En un embarazo prolongado también corren riesgo el feto y el recién nacido. Hacia el final del embarazo, la placenta, que aporta nutrientes y oxígeno al feto desde la circulación de la madre, comienza a envejecer y la efectividad de su función puede disminuir. El volumen de líquido amniótico puede disminuir también y el feto puede dejar de aumentar de peso, o incluso llegar a perder peso. Los peligros para un feto que recibe un aporte deficiente de oxígeno pueden aumentar durante el trabajo de parto y el parto. También se pueden presentar lesiones debido al parto si el bebé es grande. Los bebés que nacen después de la semana 42 pueden correr riesgo de aspiración de meconio, cuando inspiran líquido que contiene las primeras heces. También puede presentarse hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre) porque el bebé tiene reservas muy pequeñas de glucosa.

¿Cómo se diagnostica el embarazo prolongado?

Precisar con exactitud la fecha del embarazo es importante para diagnosticar y controlar un embarazo prolongado. El tamaño del útero en determinados momentos en el comienzo del embarazo y las fechas en que se escuchó por primera vez el latido del feto y en que la madre sintió por por primera vez los movimientos del feto ayudan a confirmar las fechas del embarazo. Generalmente, se utiliza la ecografía (técnica de diagnóstico por imágenes que utiliza ondas de sonido de alta frecuencia y una computadora para crear imágenes de vasos sanguíneos, tejidos y órganos) para evaluar el desarrollo del feto en el comienzo del embarazo.

En un embarazo prolongado, pueden realizarse pruebas para verificar el bienestar del feto y para identificar algún problema. Generalmente, las pruebas incluyen ecografías, pruebas sin estrés (cómo responde la frecuencia cardíaca del feto a la actividad fetal) y cálculos del volumen de líquido amniótico.

Control del embarazo prolongado

El objetivo del control del embarazo prolongado es evitar complicaciones y lograr un parto con un bebé saludable. El tratamiento específico para el embarazo prolongado será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su embarazo, su estado general de salud y sus antecedentes médicos

  • La gravedad del trastorno

  • Su tolerancia a ciertos medicamentos, procedimientos o terapias

  • Las expectativas para la evolución del trastorno

  • Su opinión o preferencias

Generalmente, en un embarazo prolongado se realizan pruebas a la madre y al feto para controlar si existen señales que indiquen algún problema. Algunos de los métodos para detectar posibles problemas son:

  • Recuento de movimientos fetales  -  Seguimiento de las patadas y los movimientos del feto. Una modificación en la cantidad o frecuencia puede significar que el feto atraviesa un momento de estrés.

  • Prueba sin estrés  -  Prueba que mide el aumento de la frecuencia cardíaca del feto en respuesta a sus movimientos, señal de bienestar del feto.

  • Perfil biofísico  -  Prueba que combina la prueba sin estrés y la ecografía para evaluar el bienestar fetal.

  • Ecografía  -  Técnica de diagnóstico por imágenes que utiliza ondas de sonido de alta frecuencia y una computadora para crear imágenes de vasos sanguíneos, tejidos y órganos. La ecografía se utiliza para ver el funcionamiento de los órganos internos y para evaluar el flujo sanguíneo que circula por los diferentes vasos. Las ecografías se utilizan para realizar el seguimiento del crecimiento del feto.

  • Estudios del flujo por Doppler  -  Tipo de ecografía que utiliza ondas de sonido para medir el flujo sanguíneo.

Si las pruebas determinan que ya no es saludable para el feto permanecer en el útero de la madre, puede inducirse el trabajo de parto y, por lo tanto, el parto.

La decisión de inducir el trabajo de parto en un embarazo prolongado depende de muchos factores. Durante el trabajo de parto, la frecuencia cardíaca del feto puede ser controlada electrónicamente para identificar las modificaciones que sufre debido al bajo nivel de oxigenación. Cualquier trastorno que se presente en el bebé requiere un parto por cesárea.

Durante el trabajo de parto, generalmente se usa el monitoreo continuo de la frecuencia cardíaca para detectar cambios en ella. Dado que es muy probable que durante el trabajo de parto el feto de un embarazo prolongado evacue meconio (las primeras heces), el riesgo de aspiración de meconio aumenta. Después del parto, es probable que el bebé requiera succión de las fauces y cuidado especial.

Si el líquido amniótico es escaso o si el feto comprime el cordón umbilical a veces se utiliza la amnioinfusión durante el trabajo de parto. En la amnioinfusión, se instila un líquido estéril con un catéter (instrumento tubular hueco) en la bolsa de líquido amniótico rota para reemplazar los niveles bajos de líquido y proteger al feto y al cordón umbilical.

Si el trabajo de parto no progresa o si se detecta sufrimiento fetal, puede ser necesario el parto por cesárea. Los bebés de gran tamaño pueden presentar dificultades durante el parto, y es posible que se deban utilizar fórceps o ventosas.

Make an Appointment

Call: 800.922.0000

Publications

Connect