Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Hipotiroidismo

Find more information about this topic in the following health library:

¿Qué es el hipotiroidismo?

Hipotiroidismo es un trastorno caracterizado por una disminución de la función tiroidea y puede ocurrir durante embarazo. Desafortunadamente, muchos síntomas del hipotiroidismo están velados por los síntomas del embarazo, como el cansancio, aumento de peso y menstruación anormal, como consecuencia no se detecta ni se trata la enfermedad. Además, el riesgo de desarrollar hipotiroidismo aumenta con la edad, lo que es significativo porque cada vez más mujeres retrasan sus embarazos hasta que son mayores.

¿Cuáles son los síntomas del hipotiroidismo?

El hipotiroidismo es un trastorno común que puede pasar desapercibido si los síntomas son leves. El hipotiroidismo significa que la función de la tiroides está disminuida y que produce cantidades insuficientes de hormonas. Los síntomas del hipotiroidismo son generalmente muy sutiles y graduales. A continuación, se enumeran los síntomas más comunes del hipotiroidismo. Sin embargo, cada persona puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Expresiones faciales de aburrimiento

  • Voz ronca

  • Lentitud al hablar

  • Párpados caídos

  • Cara abotargada y edematosa

  • Aumento de peso

  • Estreñimiento

  • Pelo seco, grueso y disperso

  • Piel seca, gruesa y áspera

  • Síndrome del túnel carpiano (dolor o adormecimiento de la mano)

  • Pulso lento

  • Calambres musculares

  • Plantas de los pies y palmas de las manos de color anaranjado

  • Lados de las cejas delgados o faltantes

  • Confusión

  • Aumento del flujo menstrual en mujeres

Los síntomas de hipotiroidismo pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

¿Cómo afecta el hipotiroidismo al feto?

Se desconoce si el hipotiroidismo aumenta la posibilidad de pérdida del embarazo. Algunos estudios han demostrado un aumento en la tasa de muerte fetal y de abortos espontáneos, mientras que otros no registraron aumentos.

Durante los primeros meses de embarazo, el feto depende de la madre para el aporte de hormonas tiroideas. Estas hormonas son esenciales para el desarrollo normal del cerebro. La carencia de las hormonas tiroideas maternas debida al hipotiroidismo puede afectar al feto. Los primeros estudios realizados mostraron que los niños que nacían de madres con hipotiroidismo durante el embarazo tenían cocientes intelectuales disminuidos y trastornos de desarrollo psicomotor. Sin embargo, estudios recientes han demostrado que con tratamiento, los embarazos con hipotiroidismo pueden ser saludables.

Los exámenes de tiroides y el embarazo

La Asociación Estadounidense de Endocrinólogos Clínicos (The American Association of Clinical Endocrinologists) y la Sociedad de Endocrinología apoyan la investigación de la función de la tiroides en todas las mujeres embarazadas. La detección durante el comienzo del embarazo, puede prevenir las repercusiones graves de los efectos del hipotiroidismo materno en el feto.

Sería ideal que las mujeres controlaran si padecen de algún trastorno de tiroides antes de quedar embarazadas. Si los exámenes se realizan antes del embarazo, la mujer tiene más probabilidades de mantener los niveles de hormonas equilibrados durante todo el embarazo.

¿Cómo se estudia la función de la tiroides?

El estudio del hipotiroidismo incluye un análisis de sangre para medir los niveles de la hormona tiroidea (tiroxina, o T4) y del TSH sérico (hormona estimulante de la tiroides). A menudo, se sospecha de hipotiroidismo cuando los niveles de TSH son más altos que lo normal y los niveles de T4 más bajos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

¿Quién debe someterse a los exámenes de función de la tiroides?

Aunque la Asociación Estadounidense de Endocrinólogos Clínicos recomienda que toda mujer embarazada debe someterse a los exámenes para detectar problemas de la tiroides, específicamente recomienda lo siguiente:

  • El médico y la embarazada deben decidir si realizar o no los exámenes de función de la tiroides.

  • Las mujeres que desean quedar embarazadas, deberán controlar la tiroides con anticipación.

  • Toda mujer embarazada con historia familiar o síntomas de enfermedad de la tiroides, deberá hacerse los exámenes.

¿Cómo se trata el hipotiroidismo durante el embarazo?

Una vez que se ha diagnosticado el hipotiroidismo, se puede utilizar terapia de reemplazo de la hormona tiroidea para tratar a la madre. La dosis de reemplazo se basa en los niveles de las hormonas tiroideas de cada persona. El tratamiento es seguro y esencial para ambos, la madre y el feto. Cuando el feto nace, los estudios de rutina para los neonatos incluyen un análisis para determinar el nivel de hormonas de la tiroides.