Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH)

Find more information about this topic in the following health library:

¿Qué es el VIH?

El virus de inmunodeficiencia humana (VIH, o HIV por su sigla en inglés) es el virus que provoca el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA, o AIDS por su sigla en inglés). Este virus destruye o inhibe las células del sistema inmunológico y destruye de manera progresiva la capacidad del cuerpo de defenderse contra infecciones y ciertos cánceres. En adultos y adolescentes, el VIH se transmite generalmente por el contacto sexual con una persona infectada. En los EE.UU, casi todas las infecciones de VIH detectadas en niños menores de 13 años de edad se deben a transmisión vertical, es decir, el virus se transmite al niño en el útero de su madre o al atravesar el canal de parto. También se detectó el virus en la leche materna. Antes del año 1985, un pequeño grupo de niños se infectó con el virus a través de productos contaminados derivados de la sangre. A partir de 1985, comenzaron a realizarse estudios de detección de rutina con productos derivados de la sangre. No todos los niños cuyas madres están infectadas con el VIH adquieren el virus.

  • Antes de la disponibilidad de tratamientos preventivos, los Centros para la Prevención y el Control de las Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, su sigla en inglés es CDC) calculaban que en Estados Unidos nacían entre 1.000 y 2.000 bebés infectados por el VIH por año. Actualmente, los funcionarios del área de la salud expresan que ha habido una marcada reducción en las tasas de transmisión vertical (madre a hijo) o perinatal del VIH.

  • Según los Institutos Nacionales de la Salud (National Institutes of Health, su sigla en inglés es NIH), la transmisión vertical (de madre a hijo) del VIH durante el embarazo, el trabajo de parto, el parto o la lactancia es responsable de casi todos los casos registrados de SIDA en los niños estadounidenses. Si no recibe tratamiento, la posibilidad de que una mujer con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) transmita la infección al feto es de un caso cada cuatro.

¿Cómo se transmite el VIH?

A continuación, se enumeran los medios de transmisión del VIH:

  • Transmisión vertical
    El VIH puede transmitirse a los bebés que nacen de, o son amamantados por, mujeres infectadas con el virus .

  • Contacto sexual
    En adultos y adolescentes, el VIH se transmite generalmente por el contacto sexual con una persona infectada. El virus entra en el cuerpo a través de los epitelios de la vagina, la vulva, el pene, el recto o la boca durante una relación sexual.

  • Contaminación de la sangre
    El VIH también puede transmitirse mediante el contacto con la sangre infectada. Sin embargo, debido a los estudios de detección realizados para comprobar la evidencia de infección por VIH en la sangre, el riesgo de adquirir el virus a través de transfusiones de sangre es extremadamente bajo.

  • Agujas
    El VIH frecuentemente se transmite al compartir agujas, jeringuillas o el equipo para administración de drogas con una persona infectada con el virus. La transmisión del virus del paciente a los profesionales del cuidado de la salud o viceversa a través de pinchazos accidentales con agujas contaminadas u otros instrumentos médicos es poco común.

No se conocen casos de transmisión de VIH/SIDA a través de lo siguiente:

  • Saliva

  • Sudor

  • Lágrimas

  • Contacto casual, tal como compartir los utensilios de los alimentos, las toallas y la ropa de cama

  • Piscinas

  • Teléfonos

  • Asientos de inodoros

  • Picaduras de insectos (como los mosquitos)

¿Cómo se diagnostica el virus de inmunodeficiencia humana (VIH)?

Los Institutos Nacionales de Medicina (National Institutes of Medicine), el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists), la Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics) y otras organizaciones de la salud recomiendan practicar análisis de sangre para la detección del VIH a todas las embarazadas.

Virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) - una mujer VIH positiva tiene un 25 por ciento de probabilidades de contagiar a su feto.  El SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) es provocado por el VIH, que mata o deteriora las células del sistema inmunológico y destruye progresivamente la capacidad del cuerpo de combatir las infecciones y ciertos tipos de cáncer.  El término SIDA se aplica a los estadios más avanzados de la infección por VIH. El VIH se disemina más comúnmente por el contacto sexual con una persona infectada.

Otra forma de transmisión es el contacto con sangre infectada, en especial, al compartir agujas, jeringas o equipo para administración de drogas con una persona infectada con el virus. Según los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés), la transmisión de madre a hijo del VIH durante el embarazo, el trabajo de parto, el parto o la lactancia es responsable de casi todos los casos registrados de SIDA en los niños estadounidenses.

Algunas personas pueden tener una enfermedad parecida a la gripe en el plazo de un mes o dos después de la exposición al VIH, aunque muchas personas no presentan ningún síntoma al infectarse. Los síntomas persistentes o graves pueden no aparecer durante 10 años o más después de que el VIH entre en el cuerpo de los adultos, o durante dos años en los niños nacidos con una infección por el VIH.

El Instituto de Medicina, el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos, la Academia Estadounidense de Pediatría y otras organizaciones de la salud recomiendan practicarles pruebas de detección del VIH a todas las mujeres embarazadas.  El cuidado prenatal, que incluye consejería, pruebas y tratamiento para el VIH, tanto para las madres como para los bebés infectados, salva vidas y ahorra recursos. Las recomendaciones actuales para las madres portadoras del VIH incluyen tomar una serie de medicamentos durante el embarazo y el trabajo de parto. Asimismo, se practican análisis de sangre para verificar la concentración del virus. Los  recién  nacidos  de  madres  VIH  positivas  también  reciben  medicamentos.  En los estudios se ha observado que si se administran a la madre medicamentos antirretrovirales durante el embarazo, el trabajo de parto y el parto, se puede reducir la posibilidad de transmisión del VIH al bebé a menos del 2%.     A menudo se recomienda el parto por cesárea en mujeres portadoras del virus VIH con altas cargas virales.  Debido a que el VIH también puede transmitirse a través de la leche materna, no se recomienda la lactancia en mujeres portadoras del virus.

Tratamiento del virus de inmunodeficiencia humana

El cuidado prenatal, que incluye asesoramiento, exámenes y tratamientos para el VIH, para las madres infectadas y sus bebés, salva vidas y ahorra recursos. Las recomendaciones actuales para las madres VIH positivas incluyen tomar una serie de medicamentos durante el embarazo y el trabajo de parto. Asimismo, se practican análisis de sangre para verificar la concentración del virus. A los bebés recién nacidos de madres VIH positivas también se les administran medicamentos. Se comprobó que esto puede reducir las posibilidades de transmisión del VIH de la madre al bebé desde un 25 a un 2 por ciento.

Es posible que se recomiende un parto por cesárea para las mujeres VIH positivas. De este modo, se puede reducir la probabilidad de transmisión del virus al bebé. Dado que la leche materna contiene el virus, las madres VIH positivas no deben amamantar a sus bebés.