Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Evaluaciones de los Recién Nacidos

Find more information about this topic in the following health library:

Las evaluaciones de los recién nacidos

Cada recién nacido se estudia cuidadosamente a fin de detectar signos de problemas o complicaciones. Se le realiza una evaluación física completa que incluye cada uno de los aparatos del cuerpo. Durante la estadía del bebé en el hospital, los médicos, las enfermeras y demás profesionales de la salud lo evalúan permanentemente para detectar cambios en la salud y signos de problemas o enfermedades. Las evaluaciones pueden incluir:

  • El puntaje de Apgar:
    El puntaje de Apgar es uno de los primeros controles de la salud del recién nacido. Este puntaje se asigna en los primeros minutos después del nacimiento para identificar a los bebés que presentan dificultad para respirar o problemas que necesitan cuidados adicionales. Se valoran la frecuencia cardíaca, la frecuencia respiratoria, el tono muscular, los reflejos y el color del bebé al minuto y a los cinco minutos después del nacimiento.

    Cada área puede tener un puntaje de cero, uno o dos de una escala cuyo valor máximo es diez. Un puntaje total de diez indica que el bebé está en excelente estado. Casi todos los bebés tienen un puntaje entre ocho y diez, ya que se les restan uno o dos puntos por las manos o los pies azulados debido a inmadurez de la circulación. Las dificultades que un bebé tenga durante el parto pueden disminuir los niveles de oxígeno en sangre y, en consecuencia, su puntaje de Apgar será menor. Un puntaje de tres o inferior indica que un bebé necesita atención y cuidados inmediatos. No obstante, sólo el 1,4 por ciento de los bebés tiene puntajes de Apgar por debajo de siete a los cinco minutos de nacer.

Signo

Puntaje = 0

Puntaje = 1

Puntaje = 2

Frecuencia cardíaca

Ausente

Inferior a 100 por minuto

Superior a 100 por minuto

Esfuerzo respiratorio

Ausente

Débil, irregular o jadeante

Bueno, con llanto

Tono muscular

Flácido

Poca flexión de brazos y piernas

Buena flexión, o movimientos activos de las extremidades

Reflejos/irritabilidad

Sin respuesta

Mueca o llanto débil

Llanto intenso

Color

Todo azulado o pálido

Torso, brazos y piernas rosados, manos y pies azulados

Todo rosado

  • El peso al nacer y las mediciones:
    El peso que un bebé tiene al nacer es un indicador importante de su salud. Un valor promedio para bebés nacidos a término (entre las 37 y 41 semanas de gestación) es de aproximadamente 3,2 kg (7 libras). En general, los bebés pequeños o muy grandes corren mayores riesgos de problemas. Diariamente se pesa a los bebés en la sala de neonatología para controlar su crecimiento, necesidades de líquidos y nutricionales. Los recién nacidos pueden perder hasta el 10 por ciento de su peso al nacer. Es decir, que un bebé que al nacer pesa 3,26 kg (7 libras y 3 onzas) puede perder hasta 326 gramos (11,5 onzas) en los primeros días. Es posible que los bebés prematuros o enfermos no aumenten de peso inmediatamente.

    La mayoría de los hospitales utilizan el sistema métrico para pesar a los bebés. El cuadro a continuación le ayudará a convertir gramos en libras.

Cómo convertir gramos en libras y onzas

1 libra = 453,59237 gramos; 1 onza = 28,349523 gramos; 1000 gramos = 1 kg

 

Libras

Onzas

2

3

4

5

6

7

8

9

0

907

1361

1814

2268

2722

3175

3629

4082

1

936

1389

1843

2296

2750

3203

3657

4111

2

964

1417

1871

2325

2778

3232

3685

4139

3

992

1446

1899

2353

2807

3260

3714

4167

4

1021

1474

1928

2381

2835

3289

3742

4196

5

1049

1503

1956

2410

2863

3317

3770

4224

6

1077

1531

1984

2438

2892

3345

3799

4252

7

1106

1559

2013

2466

2920

3374

3827

4281

8

1134

1588

2041

2495

2948

3402

3856

4309

9

1162

1616

2070

2523

2977

3430

3884

4337

10

1191

1644

2098

2551

3005

3459

3912

4366

11

1219

1673

2126

2580

3033

3487

3941

4394

12

1247

1701

2155

2608

3062

3515

3969

4423

13

1276

1729

2183

2637

3090

3544

3997

4451

14

1304

1758

2211

2665

3118

3572

4026

4479

15

1332

1786

2240

2693

3147

3600

4054

4508

  • Las mediciones
    Además de las anteriores, se realizan otras mediciones de cada bebé. Estas valoraciones incluyen las siguientes:

    • la circunferencia cefálica (medida del contorno de la cabeza del bebé) - en general, es aproximadamente la mitad de la longitud del cuerpo del bebé más 10 cm

    • la circunferencia abdominal - medida del contorno del abdomen del bebé

    • la longitud - medida desde la coronilla de la cabeza hasta el talón

  • El examen físico
    El examen físico completo es una parte importante del cuidado del recién nacido. Se controlan los signos de salud y el funcionamiento normal de cada aparato del cuerpo. El médico también verifica la presencia de indicios de enfermedad o de defectos congénitos. Este examen a menudo incluye el control de:

    • los signos vitales:

      • temperatura - posibilidad de mantener una temperatura corporal estable de 37 ºC (98,6 ºF) en un entorno normal

      • pulso - normalmente de 120 a 160 latidos por minuto

      • frecuencia respiratoria - normalmente de 30 a 60 respiraciones por minuto

    • el aspecto general - actividad física, tono muscular, postura, grado de consciencia

    • la piel - color, textura, uñas, presencia de erupciones

    • la cabeza y el cuello:

      • aspecto, forma, presencia de modelaje (forma que adopta la cabeza debido al pasaje a través del canal de parto)

      • fontanelas (los "espacios blandos" abiertos entre los huesos del cráneo del bebé)

      • clavículas (huesos que cruzan la parte superior del tórax)

    • la cara - ojos, oídos, nariz, mejillas

    • la boca - paladar, lengua, garganta

    • los pulmones - ruidos y patrón respiratorios

    • los ruidos cardíacos y pulsos femorales (en la ingle)

    • el abdomen - presencia de masas o hernias

    • los genitales y el ano - apertura del pasaje para la orina y las heces

    • los brazos y piernas - movimiento y desarrollo

  • La evaluación gestacional
    La valoración de la madurez física de un bebé es una parte importante de los cuidados que se le proporcionan. La evaluación gestacional es útil para satisfacer las necesidades de un bebé si no se tiene certeza sobre las fechas del embarazo. Por ejemplo, un bebé muy pequeño puede en realidad estar más maduro que lo que indica su tamaño y necesitar un cuidado diferente al de un prematuro.

    A menudo se utiliza un examen que se denomina Examen de edad gestacional de Dubowitz/Ballard. Mediante este examen, es posible calcular con bastante exactitud la edad gestacional de un bebé. El examen de Dubowitz/Ballard evalúa el aspecto, la textura de la piel, la función motora y los reflejos del bebé. La parte del examen de madurez física se realiza durante las primeras dos horas después del nacimiento. El examen de madurez neuromuscular se completa dentro de las 24 horas posteriores al parto. A continuación se presenta información utilizada frecuentemente para calcular la madurez física y neuromuscular de un bebé.

  • La madurez física
    La parte de la evaluación física del examen de Dubowitz/Ballard observa las características físicas cambiantes en las diferentes etapas de la madurez gestacional de un bebé. Generalmente, los bebés con un desarrollo físico maduro tienen mayor puntaje que los prematuros.

    Se asignan puntos para cada área de la evaluación (con un mínimo de -1 ó -2 para inmadurez extrema y un máximo de 4 o 5 para posmadurez). Las áreas de evaluación incluyen:

    • la textura de la piel (es decir, pegajosa, suave, descamada).

    • el lanugo (vello fino y suave que cubre el cuerpo del bebé) - está ausente en los bebés inmaduros; aparece con la madurez y desaparece nuevamente con la posmadurez.

    • los pliegues plantares - los pliegues en las plantas de los pies pueden estar ausentes o cubrir todo el pie, en función de la madurez.

    • los senos - se evalúan el espesor y tamaño del tejido mamario y de la aréola (anillo oscuro alrededor de cada pezón).

    • los ojos y oídos - ojos fusionados o abiertos y cantidad de cartílago y rigidez del tejido del oído.

    • los genitales, masculinos - presencia de los testículos y aspecto del escroto (entre suave y arrugado).

    • los genitales, femeninos - aspecto y tamaño del clítoris y de los labios.

  • La madurez neuromuscular
    Se realizan seis evaluaciones del sistema neuromuscular del bebé. Se evalúa:

    • la postura - posición que adopta el bebé con respecto a sus brazos y piernas.

    • el ángulo de flexión - grado en que las manos del bebé pueden flexionarse hacia las muñecas.

    • la flexión automática del brazo - grado en que los brazos del bebé "vuelven" a la posición de flexión.

    • el ángulo poplíteo - grado de extensión de las rodillas del bebé.

    • el signo de la bufanda - grado en que los codos se pueden cruzar sobre el tórax del bebé.

    • la maniobra talón-oreja - grado en que se pueden acercar los pies del bebé a sus orejas.

    Se asigna un puntaje a cada área de evaluación. Generalmente, cuanto mayor sea la madurez neurológica del bebé, más alto será su puntaje.

Al sumar el puntaje de la evaluación física y el puntaje neuromuscular, se puede calcular la edad gestacional. Los puntajes varían desde muy bajos para los bebés inmaduros (menos de 26 a 28 semanas) hasta muy altos para bebés maduros o posmaduros.

Todos estos exámenes son herramientas importantes para establecer el estado de salud de su bebé al nacer. Al identificar un problema, el médico de su bebé puede determinar el mejor tratamiento posible.

Make an Appointment

Call: 800.922.0000

Publications

Connect