Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Niño en Crecimiento:Niño de 3 Años de Edad

Find more information about this topic in the following health libraries:

Fotografía de un niño pequeño que está montando bicicleta usando su casco

¿Cuánto crecerá mi hijo?

A los 3 años de edad, el crecimiento es todavía lento comparado con el primer año. La mayoría de los niños se vuelven más delgados y pierden la barriguita redonda del bebé que empieza a caminar. Aunque cada niño crece a un ritmo diferente, a continuación se indica el promedio para los niños y las niñas de 3 años de edad:

  • Peso: aumentan un promedio de 4 a 6 libras (1,8 a 2,7 kilogramos) por año aproximadamente.

  • Altura: crecimiento promedio de 2 1/2 a 3 pulgadas (63,5 a 76,2 milímetros) por año aproximadamente.

¿Qué puede hacer mi hijo a esta edad?

A medida que su hijo crece, notará que desarrolla nuevas y emocionantes habilidades. Aunque los niños pueden progresar a ritmos diferentes, los siguientes son algunos de los logros comunes que pueden alcanzar en este grupo de edad:

  • Corre y salta con facilidad.

  • Sube las escaleras sin ayuda.

  • Monta en triciclo.

  • Se lava y seca las manos.

  • Apila 10 bloques.

  • Dibuja fácilmente líneas rectas y copia un círculo.

  • Puede mantenerse de puntillas.

  • Utiliza la cuchara bien y se alimenta por sí solo.

  • Se viste y desviste por sí mismo excepto para abrochar los botones y atar los cordones.

  • Puede concentrarse en tareas durante 8 ó 9 minutos.

  • Tiene los 20 dientes primarios ("dientes de leche").

  • tiene una visión cercana a 20/20

  • Se ha establecido el control de la vejiga y del intestino; utiliza el retrete o un orinal de adiestramiento.

  • Puede dormir un total de 11 a 13 horas, puede dormir todavía una pequeña siesta por la tarde.

¿Qué puede decir mi hijo?

Es muy emocionante para los padres ver que sus hijos empiezan a hablar con claridad y a interactuar con los demás. Aunque cada niño desarrolla el habla a su propio ritmo, los siguientes son algunos de los logros comunes en este grupo de edad:

  • Debe poder decir de 500 a 900 palabras aproximadamente.

  • Los demás entienden lo que dice.

  • Habla con frases de dos o tres palabras y avanza a frases de cuatro a cinco palabras.

  • Puede recordar rimas o letras de canciones sencillas.

  • Dice "por favor" y "gracias".

  • Se refiere a sí mismo utilizando su propio nombre.

  • nombra los colores

¿Qué entiende mi hijo?

Aunque los niños pueden progresar a ritmos diferentes, los siguientes son algunos de los logros comunes que pueden alcanzar en este grupo de edad:

  • Entiende las diferencias de tamaño (por ejemplo, grande y pequeño).

  • Entiende el tiempo pasado (ayer).

  • Entiende las frases largas.

  • Entiende las preposiciones (sobre, debajo de, detrás de).

  • Utiliza los pronombres correctamente (yo, tú, él, a mí, etc.)

  • Pregunta "por qué" constantemente.

  • Cuenta hasta cuatro objetos a los 4 años de edad.

  • Dice su nombre completo y edad.

  • Puede sentir miedo de ciertas cosas (por ejemplo, la oscuridad, los monstruos debajo de la cama, irse por el desagüe).

  • Intenta solucionar problemas.

  • Recuerda determinados acontecimientos.

  • Puede señalar la ilustración correcta cuando se le le hace una pregunta sencilla acerca de ella.

¿Cómo interactúa mi hijo con los demás?

Aunque cada niño es diferente y desarrollará una personalidad diferente, los siguientes son algunos comportamientos comunes que puede presentar su niño:

  • Empieza a compartir y le gusta jugar con otros niños.

  • Puede esperar su turno.

  • Las rabietas son menos frecuentes.

  • Empieza a mostrar sentimientos de una forma socialmente aceptable.

Cómo ayudar a aumentar la seguridad emocional y el aprendizaje de su hijo

Considere lo siguiente como formas de fomentar la seguridad emocional de su hijo de 3 año de edad:

  • Pase tiempo permitiendo que su hijo converse con usted.

  • Enséñele a su hijo cómo funcionan las cosas.

  • Anímele a jugar con otros niños.

  • Anime a su hijo a que le cuente historias.

  • Escuche a su hijo y demuéstrele que le agrada que le hable.

  • Deje que su hijo haga cuanto pueda por sí solo cuando se vista, se lave los dientes y se peine.

  • Pídale a su hijo que ayude con los quehaceres domésticos sencillos, como recoger los juguetes.

  • Déle a su hijo ropa vieja para que se "disfrace" y permítale fingir que es una mamá, un papá, un médico, un vaquero, etc. Incluso las sábanas o toallas viejas pueden convertirse en faldas, capas o turbantes. Usted puede también fingir que es un elefante, una mariposa, un robot, u otros personajes y jugar con su hijo.

  • Cante canciones o versos infantiles y enséñeselos a su hijo.

  • Lea cuentos con su hijo y pídale a su hijo que nombre las ilustraciones en los cuentos o le vuelva a contar parte de la historia.

  • Ayude a su hijo a jugar con lapiceros de colores y papel o tizas y pizarra mostrándole cómo dibujar círculos y líneas y luego unirlas para hacer una figura. Dibuje caras que están felices, tristes o sorprendidas, y hable acerca de las diferentes sensaciones que muestra cada dibujo.

  • Deje que su hijo construya cosas con bloques o cajas.

  • Proporciónele a su hijo un espacio seguro para montar en triciclo.

  • Escuche música infantil y baile con su hijo.

  • Cuente con su hijo.

  • Déle a su hijo la oportunidad de jugar con otros niños. Los grupos eclesiásticos, centros de recreación YWCA/YMCA o las bibliotecas a menudo tienen programas para preescolares.

  • Arme rompecabezas con su hijo.

  • Deje que su hijo haga juegos de simulación con muñecas, carros o utensilios de cocina de juguete.

  • Juegue al "escondite" y "seguir al líder".

  • Deje que su hijo utilice su imaginación jugando con plastilina o arcilla.

  • Trace la mano o todo el cuerpo de su hijo y haga un dibujo.

  • Demuéstrele a su hijo que usted está orgulloso de cualquier dibujo y cuélguelo para que lo vean.

  • Enséñele a su hijo los colores.

  • Juegue a la pelota con su hijo. Juegue a diferentes juegos con la pelota tal como meter una pelota en una caja o subir y bajar la pelota por una pendiente.