Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Estreñimiento

Find more information about this topic in the following health libraries:

Dibujo de la anatomía del sistema digestivo de un adulto
Click Image to Enlarge

¿Qué es el estreñimiento?

El estreñimiento se define como:

  • Una disminución en la frecuencia de las defecaciones, en comparación con el patrón normal del niño (algunos médicos definen el estreñimiento como menos de tres defecaciones por semana).

  • El paso de heces, a menudo del diámetro grande, secas y duras.

  • Heces que son difíciles o dolorosas de expulsar.

¿Qué causa el estreñimiento?

Algunas veces, no hay ninguna razón identificable para el estreñimiento en los niños. Sin embargo, algunas de las causas pueden incluir las siguientes:

  • La dieta

    • Algunos niños comen demasiados alimentos que tienen un alto contenido en grasa y un bajo contenido en fibra (como las comidas rápidas, la comida “basura” y los refrescos).

    • Algunos niños no beben suficiente agua ni líquidos.

  • Falta de ejercicio
    Los niños que permanecen dentro de casa, mirando la televisión y jugando con los videojuegos, no hacen suficiente ejercicio. El ejercicio ayuda a mover el alimento digerido a través de los intestinos.

  • Problemas emocionales

    • Los niños de preescolar y grados más avanzados se avergüenzan a menudo de utilizar los baños públicos y se aguantan las ganas de defecar, provocando estreñimiento.

    • Los niños que empiezan a caminar pueden estar agobiados por el entrenamiento del baño, especialmente cuando el padre o la madre tiene mucho más interés en que el niño abandone los pañales que el niño mismo.

    • Los niños que empiezan a caminar pueden verse implicados en luchas de poder con sus padres a medida que aprenden a hacer valer su independencia, y pueden aguantarse las ganas de defecar intencionalmente.

    • Algunos niños que experimentan estrés en la escuela, con sus amigos o en casa pueden tener estreñimiento.

  • Niños muy ocupados

    • Algunos niños ignoran las señales que les dan sus intestinos para defecar. Esto puede suceder cuando el niño está demasiado ocupado jugando y olvida ir al baño.

    • El estreñimiento puede también ser un problema cuando el niño comienza un nuevo año escolar, puesto que ya no podrá ir al baño siempre que tenga ganas y tendrá que cambiar su rutina de ir al baño.

    • Una vez que el niño se vuelve constipado, se puede desarrollar un ciclo vicioso. Las heces resecas y duras pueden ser doloras al evacuar, y el niño puede evitar ir al baño para no pasar por ese dolor. Al final, el intestino no podrá reconocer la precencia de las heces fecales.

Los problemas físicos que pueden producir estreñimiento incluyen los siguientes:

  • Anomalías del tracto intestinal, del recto o del ano.

  • Problemas del sistema nervioso, como la parálisis cerebral.

  • Problemas endocrinos, como el hipotiroidismo.

  • Determinados medicamentos (es decir, preparados de hierro y narcóticos como la codeína).

¿Por qué es una preocupación el estreñimiento?

Las heces duras pueden irritar o rasgar el epitelio del ano (fisuras), haciendo que las defecaciones sean dolorosas. El niño puede evitar ir al baño, lo que puede causar más estreñimiento.

¿Cuáles son los síntomas del estreñimiento?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes del estreñimiento. Sin embargo, cada persona puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • No defecar durante varios días, o pasar heces duras y secas.

  • Dolor, calambres o pesadez abdominal.

  • Disminución del apetito.

  • El niño aprieta los dientes, cruza las piernas, aprieta las nalgas y la cara se le enrojece cuando trata de aguantar las ganas de defecar para evitar las molestias.

  • Manchas pequeñas de heces blandas o líquidas que ensucian la ropa interior del niño.

Los síntomas del estreñimiento pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica el estreñimiento?

Un médico examinará a su hijo y obtendrá una historia médica completa. Dependiendo de la edad de su hijo, se le podrían hacer preguntas como las siguientes:

  • ¿Qué edad tenía su bebé cuando tuvo su primera defecación?

  • ¿Con qué frecuencia defeca su hijo?

  • ¿Se queja su hijo de dolor al defecar?

  • ¿Ha estado tratando de enseñar a su hijo a usar el baño recientemente?

  • ¿En qué consiste la dieta de su hijo?

  • ¿Sucedió recientemente algún acontecimiento estresante en la vida de su hijo?

  • ¿Con qué frecuencia su hijo mancha la ropa interior?

Ocasionalmente, puede que el médico de su hijo quiera realizar otros exámenes de diagnóstico para determinar si hay algún problema. Estos exámenes pueden incluir:

  • examen rectal digital  (DRE, por sus siglas en inglés) - el médico o un proveedor de atención de salud introduce un dedo enguantado en el recto para detectar si existe algo anormal o inusual.

  • Radiografía abdominal  -  examen de diagnóstico destinado a evaluar la cantidad de heces en el intestino grueso.

  • Enema opaco  -  un procedimiento realizado para ver si existen anomalías en el intestino grueso. Mediante un enema, se administra en el recto un líquido denominado bario (una substancia química metálica y líquida con consistencia similar al yeso, que se utiliza para recubrir el interior de los órganos de forma que puedan verse en las radiografías). Las radiografías abdominales muestran estenosis (zonas estrechadas), obstrucciones (bloqueos) y otros problemas.

  • Manometría anorrectal  -  un examen que mide la fuerza de los músculos del ano, los reflejos nerviosos, la capacidad de sentir la distensión rectal y la coordinación de los músculos durante la defecación.

  • Biopsia rectal  -  un examen que toma una muestra de las células del recto para examinarlas con un microscopio en busca de cualquier problema.

¿Cuándo debe ponerse en contacto con un médico?

No dude en llamar al médico de su hijo si tiene preguntas o preocupaciones sobre el horario intestinal de su niño o de su frecuencia. Los Institutos Nacionales de Salud (The National Institutes of Health) recomiendan que llame al médico de su hijo si:

  • Los episodios de estreñimiento duran más de 3 semanas.

  • El niño es incapaz de participar en actividades normales por causa del estreñimiento.

  • No es suficiente el empujón normal para expulsar las heces.

  • Salen heces blandas o líquidas del ano.

  • Aparecen pequeños desgarros dolorosos en la piel alrededor del ano.

  • Se desarrollan hemorroides.

Tratamiento del estreñimiento

El tratamiento específico del estreñimiento será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente:

  • La edad de su hijo, su estado general de salud y sus antecedentes médicos.

  • La gravedad del trastorno.

  • El tipo de condición.

  • La tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

  • Las expectativas para la evolución del trastorno.

  • Su opinión o preferencia.

El tratamiento puede incluir:

  • Cambios en la dieta
    A menudo, el realizar cambios en la dieta de su hijo ayudará a eliminar la constipación. Considere las siguientes sugerencias:

    • Aumente la cantidad de fibra en la dieta de su hijo de la siguiente manera:

      • Añada más frutas y verduras.

      • Añada más cereales y panes integrales (lea las etiquetas nutricionales de los paquetes de los alimentos, eligiendo los alimentos que tengan más fibra).

    ALIMENTOS

    FIBRA MODERADA

    ALTOS EN FIBRA

    PANES

    El pan integral, el pan de granola, las madalenas de salvado de trigo, los gofres Nutri-Grain®, las palomitas de maíz.

     

    CEREALES

    Bran Flakes®, Raisin Bran®, Shredded Wheat®, Frosted Mini Wheats®, avena, Muslix®, granola, salvado de avena.

    All-Bran®, Bran Buds®, Corn Bran®, Fiber One®, 100% Bran®

    VEGETALES

    Remolacha, brócoli, coles de bruselas, repollo, zanahorias, maíz, judías verdes, chícharos, calabazas, espinaca, papas con cáscara, aguacate.

     

    FRUTAS

    Manzanas con cáscara, dátiles, papayas, mangos, nectarinas, naranjas, peras, kiwis, fresas, puré de manzana, frambuesas, moras, pasas.

    Ciruelas pasas cocinadas, higos secos.

    SUSTITUTOS DE LA CARNE

    Mantequilla de maní, nueces.

    Frijoles cocinados, frijoles de carete, garbanzos, habas, frijoles pintos, frijoles de riñón, chili con frijoles, trail mix (combinación de cereales).

    • Ofrézcale a su hijo jugos de fruta en lugar de refrescos.

    • Anime a su hijo a beber más líquidos, especialmente agua.

    • Límite las comidas rápidas y las comidas basura que son normalmente altas en grasa y ofrezca más comidas y pasabocas (bocado entre comidas) equilibrados.

    • Limite las bebidas con cafeína, como las bebidas de cola y el té.

    • Limite la leche entera a aproximadamente 1/2 litro (16 onzas) al día para el niño que tenga más de 2 años de edad, pero no elimine la leche por completo. Los niños necesitan el calcio de la leche para ayudar a que sus huesos crezcan fuertes.

    Planee servirle las comidas a su hijo en un horario regular. A menudo, comer una comida estimulará la evacuación intestinal en un plazo de 30 minutos a una hora. Sirva el desayuno temprano de forma que su hijo no tenga que correr a la escuela y pierda la oportunidad de evacuar sus intestinos.

  • Aumente el ejercicio
    Aumentar la cantidad de ejercicio que su hijo hace puede ayudar con el estreñimiento. El ejercicio facilita la digestión ayudando a los movimientos normales de los intestinos para impulsar los alimentos hacia adelante a medida que se digieren. Las personas que no son muy activas se constipan a menudo. Anime a su hijo a salir a jugar en lugar de mirar la televisión o participar en otras actividades bajo techo.

  • Hábitos correctos de defecación
    Siente a su hijo en el retrete al menos dos veces al día durante 10 minutos, de preferencia poco después de una comida. Haga que éste sea un momento agradable; no regañe ni critique al niño si no es capaz de evacuar sus intestinos. El darle calcomanías u otras recompensas pequeñas, y hacer pósters que representen el progreso de su hijo, puede ayudar a motivarle y animarle.

    Si estos métodos no ayudan, o si su médico observa otros problemas, puede recomendar laxantes, ablandadores de heces o un enema. Estos productos SóLO deben utilizarse con la recomendación del médico. NO los utilice sin consultar primero con el médico de su hijo.

¿Cuáles son las perspectivas a largo plazo de un niño que tiene estreñimiento?

Las perspectivas dependen del tipo de condición que cause el estreñimiento. Los niños que tienen enfermedades del intestino, como la enfermedad de Hirschsprung, pueden tener problemas crónicos. Sin embargo, la mayoría de las veces el estreñimiento es una situación temporal.

Make an Appointment

Call: 800.922.0000

Publications

Connect