Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Evite los Desencadenantes del Asma

Find more information about this topic in the following health libraries:

Cómo evitar los desencadenantes del asma

Muchos elementos pueden desencadenar un episodio de asma, entre los que se encuentran:

  • Las infecciones de las vías respiratorias superiores.

  • Las alergias a los ácaros del polvo, pólenes, caspa de animales, moho, o cucarachas.

  • El ejercicio.

  • Los irritantes tales como el cigarrillo y otras formas de humo, olores fuertes y perfumes, el humo de las estufas a leña o a querosén y la contaminación atmosférica.

  • Los cambios climáticos.

A continuación, se enumera una serie de medidas que usted puede tomar para limitar la exposición de su hijo a los desencadenantes comunes del asma.

  • Las alergias

    • ácaros del polvo
      La alergia es provocada por pequeñísimas criaturas parecidas a insectos, denominadas ácaros del polvo. éstos se encuentran en los colchones, las alfombras y los muebles tapizados. Se desarrollan en condiciones templadas y húmedas, y se alimentan de las escamas de la piel humana. La mejor forma de prevenir los síntomas causados por los ácaros del polvo es limitar la exposición de su hijo a éstos. Asegúrese de prestar atención al dormitorio, donde su hijo pasa la mayor parte de su tiempo.

    • Camas
      Todas las camas de su casa deben tener bastidor de madera o metal. No permita que su hijo duerma en un sofá, sillón o sofá cama. Si su hijo tiene asma y duerme en una litera, debe dormir en la parte de arriba.

    • Colchones
      Coloque todos los colchones (comunes y de resorte) fundas a prueba de polvo con cremalleras y adhiera sobre éstas una cinta aislante.

    • Almohadas
      Recubra las almohadas con una funda con cremallera y a prueba del polvo. Las almohadas deben estar hechas de Dacrón u otra fibra sintética. No utilice almohadas de espuma, plumas, o almohadas "rellenas de plumón".

    • Ropa de cama
      Evite las mantas de lana o de plumón. Lave toda la ropa de cama (sábanas, fundas de las almohadas, mantas) en agua caliente. El agua fría no matará a los ácaros del polvo. Seque toda la ropa de cama y ropa común en una secadora para evitar que el polen se pegue a ellas cuando las tienda.

    • Alfombrados
      Si es posible, quite todo el alfombrado de pared a pared. Si no es posible, pase frecuentemente la aspiradora por el alfombrado (al menos dos veces por semana). Si su hijo tiene asma, pase la aspiradora sólo cuando el niño no esté en la casa o no vuelva a entrar a la habitación después de varias horas de que usted haya terminado. Para la aspiradora, utilice bolsas de múltiples capas en lugar de las comunes de una sola capa. Las alfombras pequeñas de algodón lavable pueden utilizarse si se lavan a menudo. El piso de madera, cerámica o vinilo sin alfombras es el mejor, y debe trapearse al menos semanalmente.

    • Armarios
      Elimine de los armarios todos los juguetes, cajas y otros artículos almacenados. El armario debe contener sólo ropa y debe estar tan libre de polvo como la habitación. Mantenga toda la ropa en los armarios, nunca tirada por toda la habitación.

    • Calderas (calefacción)
      Se recomienda la calefacción eléctrica o a gas. No use estufas a leña o a querosén. Cambie los filtros de aire de la caldera todos los meses. Tape todas las salidas de la calefacción o estufa de la habitación con filtros especiales o tape las salidas con estopilla de un grosor diez o muselina. Esto atrapará el polvo del aire de la estufa. Cambie la estopilla cuando se vea cubierta de polvo por debajo (aproximadamente cada dos semanas).

    • Purificador de aire
      Un filtro HEPA del tamaño adecuado puede quitar de manera eficaz los alergenos presentes en el aire.

    • Aire acondicionado
      El aire acondicionado central o unidad tipo ventana es lo más conveniente. Cambie o limpie todos los filtros todos los meses. Las ventanas deben mantenerse cerradas, especialmente en el verano.

    • Puertas
      Siempre que sea posible, mantenga cerradas las puertas del armario y las del dormitorio.

    • Paredes
      Pinte las paredes o utilice empapelado lavable. Evite los banderines, los cuadros, las guirnaldas, los adornos florales u otros elementos que atrapan el polvo en las paredes.

    • Cubiertas de las ventanas
      Evite las cortinas pesadas y las cortinas venecianas. Utilice persianas en su lugar. Si se utilizan cortinas, deben lavarse todos los meses en agua caliente.

    • Humidificador
      Evite el uso de humidificadores, ya que los ácaros del polvo crecen mejor si la humedad del ambiente es alta. Utilice un deshumidificador para mantener la humedad en la casa por debajo del 50 por ciento.

    • Muebles
      Quite todos los muebles tapizados (rellenos) y sustitúyalos por muebles de madera o muebles de plástico. Evite estanterías de libros abiertas, puesto que atrapan fácilmente el polvo.

    • Descanso
      Su hijo debe dormir o hacer la siesta únicamente en su propia cama, que debe estar libre de polvo. Cuando su hijo viaje o vaya de visitas, debe llevar consigo su propia almohada no-alergénica.

    • Juegos
      Si su hijo tiene asma, no le permita saltar sobre los muebles o las camas ni jugar en pisos alfombrados. Evite los animales de peluche o los juguetes de tela. Si su hijo tiene animales de peluche, deben ser aquellos que pueden lavarse a máquina y en agua caliente, o que pueden colocarse en el congelador durante la noche al menos una vez por semana. Almacene los juguetes en un baúl para juguetes cerrado.

  • Polen
    En muchas regiones, el polen puede ser un problema desde el mes de febrero hasta el mes de noviembre de cada año. Si su hijo es alérgico al polen, es importante que durante la estación de polen mantenga las ventanas de su casa y de su coche cerradas y utilice el aire acondicionado.

  • Caspa animal
    Las mascotas que tienen pelo o plumas a menudo causan problemas de alergia. Si su hijo es alérgico a la caspa animal (la "piel" del animal), es mejor que no tenga mascotas y que no visite las casas donde se tienen este tipo de mascotas.

  • Moho y añublo
    El moho y el añublo crecen en zonas oscuras, húmedas y mal ventiladas.

    • Al aire libre
      Evite las áreas húmedas y sombrías. Quite las hojas caídas y evite cortar el césped.

    • En baños y cocinas
      Siempre utilice ventiladores de escape cuando cocina o se baña. Si usted ve moho o añublo, limpie la zona con limpiadores que contengan cloro (blanqueador).

    • En la casa
      Utilice el aire acondicionado. Evite el uso de humidificadores, ya que el moho/añublo puede crecer en el tanque del agua. Si tiene que utilizar un humidificador, límpielo diariamente con una mezcla de agua y cloro. Disminuya la humedad en el interior hasta por debajo del 50 por ciento; si es necesario, use un deshumidificador. Vacíe y limpie el deshumidificador todos los días.

  • Cucarachas
    Algunas personas son muy alérgicas a la sustancia que dejan las cucarachas. Estos insectos son muy comunes en climas templados y en las casas de las personas que viven en la ciudad. Sin embargo, incluso en climas con temperaturas mucho más frías, el uso de la calefacción central permite que las cucarachas vivan. Para evitar la exposición a las cucarachas, es mejor utilizar trampas para las cucarachas o fumigación profesional.

  • Ejercicio
    Aunque el ejercicio es un desencadenante común del asma, no debe prohibir a su hijo que practique deportes o haga ejercicios, al menos que se lo indique un médico. El ejercicio es bueno para su salud y sus pulmones. Algunos tipos de ejercicio, como correr largas distancias y jugar al baloncesto, pueden resultar más dificultosos para su hijo. Actividades como la natación, el golf y el kárate son buenas opciones para los niños con asma. Sin embargo, las personas que padecen esta enfermedad deben poder participar en la mayoría de las actividades físicas. Siempre asegúrese de que su hijo realice un calentamiento y un enfriamiento antes y después del ejercicio. La utilización de un medicamento aliviador 15 o 20 minutos antes de comenzar el ejercicio puede ser de gran ayuda, si así lo indica el médico de su hijo. Consulte al médico sobre el ejercicio y el asma, si su hijo sufre este trastorno.

  • Irritantes

    • Humo
      No permita que su familia ni amigos fumen en ningún lugar dentro de la casa. No permita que fumen en el coche en ningún momento. El humo es muy irritante en un lugar cerrado y el olor puede quedar atrapado en el tapizado del coche por un largo período y seguir desencadenando los síntomas. Cuando salga a comer , siéntese siempre en el sector de no fumadores de los restaurantes. Las personas que contrate para cuidar a sus hijos deben ser no fumadores.

    • Olores y perfumes fuertes
      Evite los productos que tengan olor fuerte, como por ejemplo los productos de limpieza, los perfumes, la laca del pelo, el alquitrán, la pintura fresca, la gasolina, los insecticidas y los desodorantes de ambientes.