Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Recuperarse de la Cirugía / Cuidados Intensivos

 

Fotografía de una enfermera con un paciente

Recuperarse de la cirugía:

Una vez la cirugía ha concluido, usted es trasladado a la sala de recuperación, a la que también se puede llamar unidad de cuidados posteriores a la anestesia. En la sala de recuperación, el personal clínico le monitorizará a medida que usted se recupera de la anestesia. El tiempo que estará en la sala de recuperación, depende del tipo de cirugía practicada y de cada paciente en particular. Mientras el paciente se recupera, el personal clínico puede hacer lo siguiente:

  • Monitorizar los signos vitales como la presión de la sangre, el pulso y la respiración.

  • Monitorizar cualquier signo de complicación.

  • Tomar la temperatura del paciente.

  • Revisar si puede tragar o si se está atragantando.

  • Monitorizar el nivel de conciencia del paciente.

  • Revisar las líneas, tubos o drenajes.

  • Revisar la herida.

  • Revisar las infusiones intravenosas.

  • Monitorizar la distensión de la vejiga.

  • Mantener cómodo al paciente con medicamentos para el dolor y cambios de posición.

El paciente puede ayudar a que su recuperación sea más rápida, con la práctica de ciertos ejercicios respiratorios y de movimiento en la sala de recuperación. Siempre consulte a su médico antes de tratar lo siguiente:

  • Respiraciones profundas
    Mantenerse acostado por períodos de tiempo prolongados, puede causar acumulación de líquidos en los pulmones. Tomar respiraciones profundas usando todo el diafragma y el abdomen puede prevenir el establecimiento de neumonía.

  • Espirómetro
    El espirómetro es un dispositivo utilizado por su médico para evaluar la función de los pulmones. La espirometría, la evaluación de la función de los pulmones con un espirómetro, es uno de los exámenes más sencillos y más comunes de la función de los pulmones y puede ser necesario para algunas o todas las razones siguientes:

    • Para determinar la eficacia con la que los pulmones reciben, mantienen y utilizan el aire.

    • Para monitorizar una enfermedad de los pulmones.

    • Para monitorizar la eficacia del tratamiento.

    • Para determinar la severidad de una enfermedad de los pulmones.

    • Para determinar si la enfermedad de los pulmones es restrictiva (disminución del flujo de aire) u obstructiva (disrupción del flujo de aire).

  • Tos
    La tos ayuda a expulsar las secreciones del pecho, que es otra forma de evitar la neumonía.

  • Cambios de posición
    Los cambios de posición mientras se encuentra en la cama de recuperación estimulan la circulación, la respiración profunda y alivian las áreas de presión.

  • Ejercicios de los pies y de las piernas
    El movimiento de las piernas y de los pies estimula la circulación. Dependiendo del tipo de cirugía, a los pacientes se les anima a que doblen sus rodillas y eleven los pies varias veces al día, a "pedalear" y trazar círculos con sus dedos mayores del pie. Puede que se le pida utilizar medias elásticas especiales para estimular la circulación.

¿Qué es el cuidado intensivo?

Algunas veces un paciente se traslada a la unidad de cuidados intensivos (su sigla en inglés es ICU) para monitorizarlo más de cerca. El cuidado intensivo es necesario más a menudo para pacientes en respiración artificial, para pacientes recuperándose de ataques del corazón o de cirugía mayor, para pacientes en shock y para pacientes con insuficiencia renal aguda, entre otras razones. En la unidad de cuidados intensivos, el personal clínico observa de cerca al paciente las 24 horas del día.