Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Medicina Nuclear

 

¿Qué es la medicina nuclear?

La medicina nuclear es un área especializada de la radiología que utiliza cantidades muy pequeñas de sustancias radioactivas, o radiofármacos, para examinar la función y estructura de un órgano. La generación de imágenes en la medicina nuclear es una combinación de muchas disciplinas diferentes, entre ellas la química, la física, las matemáticas, la tecnología informática y la medicina. Esta rama de la radiología se utiliza a menudo para ayudar a diagnosticar y tratar anomalías muy temprano en la progresión de una enfermedad, como un cáncer de tiroides.

Como los rayos X atraviesan los tejidos blandos como intestinos, músculos y vasos sanguíneos, es difícil visualizarlos con rayos X convencionales, salvo que se utilice un agente de contraste para facilitar la visualización del tejido. El método de imágenes nucleares permite la visualización de la estructura y la función órganos y tejidos. El grado de absorción o “captación” del radiofármaco por un órgano o tejido específico puede indicar el nivel de funcionalidad del órgano o tejido en estudio. Por lo tanto, los rayos X de diagnóstico se usan principalmente para estudiar la anatomía, mientras que las imágenes nucleares se utilizan para estudiar la función de órganos y tejidos.

Durante el procedimiento se utiliza una pequeña cantidad de sustancia radioactiva que facilita el examen. El tejido del cuerpo absorbe la sustancia radioactiva, llamada radionúclido (radiofármaco o trazador radioactivo). Están disponibles varios tipos diferentes de radionúclidos, incluidas ciertas formas de los elementos tecnecio, talio, galio, iodo y xenón. El tipo de radionúclido a utilizarse dependerá del tipo de estudio y de la parte del cuerpo que se examina.

Una vez que el paciente ha tomado el radionúclido y que éste se concentra en el tejido del cuerpo que se está estudiando, se emitirá la radiación, la cual será captada por un detector de radiación. El tipo de detector más común es la cámara gama. Cuando la cámara gama detecta la radiación, se emiten señales digitales que se almacenan en una computadora.
Al evaluar el comportamiento del radionúclido en el cuerpo durante una gamagrafía, el médico puede evaluar y diagnosticar diversos trastornos, como tumores, abscesos, hematomas, agrandamiento de los órganos o quistes. También puede utilizarse una gamagrafía (escáner nuclear) para evaluar el funcionamiento de los órganos y la circulación de la sangre.

Las áreas en las que el radionúclido se concentra en mayor cantidad se denominan “zonas calientes”. Las áreas que no absorben el radionúclido y que aparecen con menor brillo en la imagen se denominan “zonas frías”.

En las imágenes planas, la cámara gama permanece estática. Se obtienen imágenes bidimensionales (2D) de la parte del órgano estudiado. La tomografía computarizada por emisión de fotón único, o SPECT, produce imágenes tridimensionales (3D) ya que la cámara gama gira alrededor del paciente.

Imagen de un paciente y un tecnólogo durante una exploración

Estos estudios se utilizan para diagnosticar muchas condiciones médicas y enfermedades. Algunos de los exámenes más comunes incluyen los siguientes:

  • Gamagrafía renal - se utiliza para examinar los riñones y detectar cualquier anomalía, como tumores u obstrucción del flujo sanguíneo renal.

  • Estudio de tiroides - se utiliza para evaluar la función tiroidea.

  • Centellograma óseo - se utiliza para evaluar cualquier cambio degenerativo o artrítico de las articulaciones, o ambos, para detectar enfermedades y tumores de los huesos, o para determinar la causa del dolor o la inflamación de los huesos.

  • Gamagrafía con galio - se utiliza para diagnosticar enfermedades inflamatorias o infecciosas activas, tumores y abscesos.

  • Escáner de corazón - se utiliza para identificar el flujo sanguíneo anormal al corazón, para determinar la extensión de los daños sufridos por el músculo cardiaco después de un infarto y para evaluar la función cardiaca.

  • Tomografía cerebral - se utiliza para investigar problemas dentro del cerebro o en la circulación de sangre al cerebro.

  • Mamografías - a menudo se utilizan con los mamogramas para localizar tejido canceroso en el seno.

¿Cómo se realizan los estudios de medicina nuclear?

Como se ha indicado anteriormente, estos estudios pueden realizarse en distintos órganos y tejidos del cuerpo. Cada tipo de estudio emplea determinada tecnología, radionúclidos y procedimientos.

Un escáner de medicina nuclear consiste en tres fases: administración del trazador (radionúclido), toma de imágenes e interpretación de las imágenes. La cantidad de tiempo que pasa entre la administración del trazador y la toma de las imágenes puede variar desde unos cuantos minutos a unos cuantos días, dependiendo del tejido del cuerpo que va a examinarse y del trazador que va a utilizarse. El tiempo requerido para obtener las imágenes puede también variar desde minutos a horas a varios días.

Uno de los exámenes de medicina nuclear que se realiza con más frecuencia es el ecocardiograma. El escáner de perfusión miocárdica y la angiografía de radionúclido son los dos escáneres de corazón principales. Con el fin de dar un ejemplo de cómo se realizan los estudios de medicina nuclear, a continuación explicamos el proceso que se sigue para realizar una angiografía radioisotópica en reposo (RNA, por su sigla en inglés).

Aunque cada centro puede tener protocolos específicos, normalmente el procedimiento de una RNA sigue este proceso:

  1. Se pedirá al paciente que se quite las joyas u otros objetos que puedan interferir con el procedimiento.

  2. Si se pide al paciente que se quite la ropa, se le entregará una bata para que se la ponga.

  3. Se le colocará una vía intravenosa (IV) en el brazo o la mano.

  4. Se conectará al paciente a un monitor de electrocardiograma (ECG) con electrodos y se le colocará un manguito para el registro de la presión sanguínea en el brazo.

  5. El paciente se acostará en una mesa en la sala del procedimiento.

  6. El radionúclido se inyectará en la vena para “marcar” los glóbulos rojos. También es posible que se extraiga una pequeña cantidad de sangre de la vena para poder marcarla con el radionúclido. El radionúclido se incorporará a la sangre y será absorbido por los glóbulos rojos.

  7. Después del procedimiento de marcado, la sangre regresará a la vena por el tubo intravenoso. Se trazará el recorrido de los glóbulos rojos marcados a través del corazón del paciente con un escáner.

  8. Durante el procedimiento, será muy importante que permanezca tan inmóvil como sea posible, ya que cualquier movimiento puede afectar de forma negativa la calidad del estudio.

  9. La cámara gama se ubicará sobre el paciente, que se encuentra acostado sobre la mesa, y se obtendrán imágenes del corazón a medida que bombea la sangre por todo el cuerpo.

  10. Se le puede pedir al paciente que cambie de posición durante el examen; sin embargo, una vez que el paciente ha cambiado de posición, deberá permanecer acostado y completamente inmóvil.

  11. Una vez finalizado el estudio, se retirará la vía intravenosa y el paciente podrá marcharse, a menos que el médico indique lo contrario. 

Make an Appointment

Call: 800.922.0000

Publications

Connect