Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Alcohol y el Embarazo

Find more information about this topic in the following health libraries:

 

Riesgos asociados con el consumo de alcohol durante el embarazo:

El consumo de alcohol por parte de la madre es la causa principal de defectos congénitos evitables. Todo lo que una madre bebe le llega también al feto. El alcohol se descompone mucho más lentamente en el cuerpo inmaduro del feto que en el cuerpo de un adulto. Esto hace que los niveles de alcohol permanezcan elevados durante más tiempo en el cuerpo del bebé. Además, el riesgo de abortos espontáneos y de nacimientos de niños muertos aumenta considerablemente con el consumo de alcohol.

Una de las principales consecuencias que conlleva el consumo de alcohol durante el embarazo es una condición muy seria denominada síndrome de alcoholismo fetal (su sigla en inglés es FAS). El FAS es la causa principal de retraso mental. Además, el FAS se caracteriza por lo siguiente:

  • Retraso del crecimiento del feto.

  • Defectos faciales.

  • Problemas del comportamiento.

  • Problemas en los hábitos alimenticios y del sueño del bebé.

  • Problemas de la vista y la audición.

  • Necesidad de atención médica durante toda la vida del niño.

  • Deformaciones de los órganos.

  • Anomalías del funcionamiento del sistema nervioso central.

Otra forma menos grave pero aún perniciosa del síndrome de alcoholismo fetal es una condición llamada "efectos del alcoholismo fetal" (su sigla en inglés es FAE). El FAE se presenta en un mayor número de recién nacidos en Estados Unidos y se caracteriza por ciertos defectos físicos o mentales que pueden atribuirse directamente al consumo de alcohol durante el embarazo.

El FAS, en toda su dimensión, puede apreciarse en los niños de madres alcohólicas o de madres que beben más de cuatro o cinco copas al día. Incluso beber poco o con moderación puede afectar al feto en desarrollo. No existe ningún nivel de consumo de alcohol que pueda considerarse seguro durante el embarazo; por lo tanto, el Jefe del Servicio de Sanidad (Surgeon General) de Estados Unidos recomienda que las mujeres embarazadas lo eviten por completo.

Make an Appointment

Call: 800.922.0000

Publications

Connect