Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Descripción General de la Cirugía con Láser

Find more information about this topic in the following health library:

¿Qué es la cirugía con láser?

La cirugía con láser es un tipo de cirugía que utiliza rayos de luz especiales en vez de instrumentos para los procedimientos quirúrgicos. LASER significa "Amplificación de Luz por la Emisión Estimulada de Radiación" (Light Amplification by the Stimulated Emission of Radiation). Los láseres se desarrollaron por primera vez en el año 1960. Las modificaciones más recientes del láser continúan teniendo un gran impacto en las prácticas quirúrgicas y médicas. Una gran parte de su impacto se ha visto en el tratamiento de varias lesiones y enfermedades de la piel.

¿Cómo funciona el láser?

El funcionamiento del láser se basa en la teoría cuántica de la radiación de Albert Einstein. Su aplicación dermatológica se funda en otras teorías que ayudan a explicar el daño local en los tejidos. Cuando el rayo de luz choca con la piel, la piel refleja, dispersa o absorbe la luz, o bien deja que la luz atraviese las diversas capas de la piel. Cada capa de piel utiliza la luz de forma diferente.

Determinadas partes de la piel, denominadas cromófonos, absorben la luz. Cuando estos cromófonos absorben la luz, pueden producirse cambios físicos, mecánicos, químicos o de temperatura en el tejido.

Existen muchos tipos diferentes de láseres, incluyendo el láser de dióxido de carbono, el láser YAG (de neodimio, o itrio-aluminio-granate) y el láser de argón. Cada uno funciona de una forma diferente y puede utilizarse para diferentes opciones de tratamiento. La luz del láser puede aplicarse de forma continua o intermitente.

¿Qué tipos de cirugía utilizan el rayo láser?

Existen muchos desórdenes para los que está indicado el uso de láseres con fines quirúrgicos. Los siguientes son algunos de los casos en que se suele emplear:

  • Para extirpar tumores.

  • Para impedir la pérdida de sangre sellando los vasos sanguíneos pequeños.

  • Para sellar los vasos linfáticos con el fin de disminuir la hinchazón y la diseminación de las células de los tumores.

  • Para tratar algunas condiciones de la piel, incluida la eliminación o mejora de las verrugas, lunares, tatuajes, marcas de nacimiento, cicatrices y arrugas.