Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Presión Sanguínea Alta / Hipertensión

Find more information about this topic in the following health library:

Fotografía de una anciana a la que se le esta tomando la presión sanguínea

¿Qué es la presión de la sangre?

La presión de la sangre, que la enfermera u otro profesional para el cuidado de la salud mide con un manguito de presión sanguínea y un estetoscopio, es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias. Cada vez que el corazón late, bombea sangre hacia las arterias, por lo que la presión de la sangre es más alta cuando el corazón se contrae. Una persona no se puede tomar la presión de la sangre a sí misma a no ser que tenga un aparato electrónico para medirla. Los monitores electrónicos de la presión de la sangre también pueden medir el ritmo cardiaco o pulso.

Al medir la presión de la sangre se registran dos cifras. La cifra de arriba, o presión sistólica, se refiere a la presión en el interior de la arteria cuando el corazón se contrae y bombea la sangre al cuerpo. La cifra debajo, o presión diastólica, se refiere a la presión en el interior de la arteria cuando el corazón está en reposo y se está llenando de sangre. Tanto la presión sistólica como la diastólica se miden en "mmHg" (milímetros de mercurio). Esta medida representa la altura que alcanza la columna de mercurio debido a la presión de la sangre.

La presión sanguínea alta, o hipertensión, directamente aumenta el riesgo de cardiopatía coronaria (ataque al corazón) y de accidente cerebrovascular (embolia cerebral). Cuando la presión sanguínea está alta, las arterias pueden oponer una mayor resistencia al flujo sanguíneo, con lo que al corazón le resulta más difícil hacer que la sangre circule.

El  Instituto Nacional de Corazón, Pulmón y la Sangre  (NHLBI) de los Institutos Nacionales de Salud (NIH)  ha establecido dos niveles de hipertensión para los adultos: 

  • Fase  1

    • 140  mm  Hg  a  159  mm  Hg  de presión sistólica (el número superior)

      y

    • 90 mm Hg a 99 mm Hg de  presión  diastólica (inferior)

  • Fase  2

    • presión sistólica de 160  mm  Hg  o más

      y

    • presión  diastólica  de  100 mm Hg o  más

El NHLBI  define la prehipertensión como:

  • presión sistólica de 120 mm Hg – 139 mm Hg

    y

  • presión diastólica de 80 mm Hg – 89 mm Hg

Las pautas del NHLBI definen la presión de la sangre normal de la siguiente manera:

  • presión sistólica de 120 mm Hg o menor

    y

  • presión diastólica de 80 mm Hg o menor

Estas cifras se deben usar solamente como una guía. Una única medición de presión sanguínea alta no significa necesariamente que exista algún problema. Su médico querrá ver varias mediciones de la presión sanguínea durante varios días o semanas antes de diagnosticarle hipertensión (presión sanguínea alta) e iniciar un tratamiento. Una persona que generalmente tiene la presión de la sangre por debajo de lo normal se puede considerar hipertensa con cifras de presión de la sangre menores de 140/90.

¿Cuáles son los factores de riesgo para la presión alta de la sangre?

Casi la tercera parte de todos los estadounidenses sufre de hipertensión, aunque es particularmente frecuente en:

  • Las personas con diabetes mellitus, gota o enfermedad de los riñones.

  • Los afroamericanos (sobre todo los que viven en el sudeste de Estados Unidos).

  • Los adultos jóvenes o de edad media; en este grupo de edad, los hombres tienen la presión de la sangre alta con más frecuencia que las mujeres.

  • Los adultos de edad media o las personas en los últimos años de la edad adulta; en este grupo de edad, las mujeres tienen la presión de la sangre alta con más frecuencia que los hombres (después de la menopausia, un número mayor de mujeres tienen la presión de la sangre alta que los hombres de su misma edad).

  • Las personas de mediana edad y los ancianos - más de la mitad de los estadounidenses que han cumplido los 60 años tienen la presión de la sangre alta.

  • Las personas cuyos padres o abuelos tienen o tenían la presión de la sangre alta.

  • Las personas obesas.

  • Las personas que beben demasiado alcohol.

  • Las mujeres que toman anticonceptivos orales.

¿Cómo aumenta la presión de la sangre?

Lo siguiente puede contribuir al aumento de la presión de la sangre:

  • El exceso de peso.

  • El consumo excesivo de sodio.

  • La falta de ejercicio y de actividad física.

¿Cómo se controla la presión de la sangre?

Muchas personas consiguen controlar su presión de la sangre alta:

  • Eligiendo alimentos bajos en sodio (con poca sal).

  • Eligiendo alimentos bajos en calorías y en grasas.

  • Eligiendo alimentos ricos en fécula y en fibra.

  • Manteniendo un peso saludable, o adelgazando en caso de sobrepeso.

  • Reduciendo el tamaño de las raciones.

  • Incrementando la actividad física.

  • Reducir u omitir el consumo de bebidas alcohólicas.

Sin embargo, otras personas deben tomar medicamentos diariamente para controlar su hipertensión. Las personas hipertensas deben medir su presión de la sangre con frecuencia y estar bajo el cuidado de un médico.