Skip to main content Skip to footer site map
Serious Medicine. Extraordinary Care.

Anatomía de una Articulación

Find more information about this topic in the following health library:

Anatomía de la articulación de la cadera
Click Image to Enlarge

¿Qué es una articulación?

Las articulaciones son las áreas en donde dos o más huesos se unen. La mayor parte de las articulaciones son móviles, con lo que permiten que los huesos puedan moverse. Las articulaciones están formadas por lo siguiente:

  • El cartílago  -  tipo de tejido que cubre la superficie de un hueso en una articulación. El cartílago ayuda a reducir la fricción que producen los movimientos en una articulación.

  • La membrana sinovial  -  un tejido llamado la membrana sinovial reviste la articulación y la encierra en la cápsula de la articulación. La membrana sinovial secreta líquido sinovial (un líquido transparente y pegajoso) alrededor de la articulación para lubricarla.

  • Los ligamentos  -  ligamentos fuertes (bandas de tejido conectivo duro y elástico) rodean la articulación para sostenerla y limitar sus movimientos.

  • Los tendones  -  los tendones (otro tipo de tejido conectivo duro), localizados a ambos lados de la articulación, se sujetan a los músculos que controlan los movimientos de ésta.

  • Las bursas  -  las bolsas llenas de líquido, llamadas bursas, localizadas entre los huesos, ligamentos, u otras estructuras adyacentes, ayudan a amortiguar la fricción en una articulación.

  • El líquido sinovial  -  líquido transparente y pegajoso secretado por la membrana sinovial.

  • El fémur  -  hueso del muslo.

  • La tibia  -  hueso de la espinilla.

  • La rótula  -  tapa de la rodilla.

  • El menisco  -  cartílago de forma semilunar que se encuentra en la rodilla y en otras articulaciones.

Dibujo de los tipos de articulaciones
Click Image to Enlarge

¿Cuáles son los distintos tipos de articulaciones?

Existen varios tipos de articulaciones, incluyendo las articulaciones que no se mueven en los adultos, como las suturas del cráneo. Las articulaciones que no se mueven reciben el nombre de "fijas". Otras articulaciones pueden moverse ligeramente, como por ejemplo las vértebras. Entre los ejemplos de articulaciones móviles se incluyen las siguientes:

  • Articulaciones de cabeza y cavidad, como las del hombro y la cadera  -  permiten movimientos hacia atrás, hacia delante, de lado y de rotación.

  • Articulaciones de bisagra, como las de los dedos de las manos y los pies, las rodillas o los codos  -  permiten sólo movimientos de doblar (flexión) y de enderezar (extensión).

  • Articulaciones de pivote (o de eje), como las del cuello  -  permiten movimientos de rotación limitados.

  • Articulaciones elipsoidales, como la de la muñeca  -  permiten todo tipo de movimientos excepto los de eje.